Escúchenos en línea

Señalan a Fiscalía de defender a minera canadiense

Emisoras Unidas.com. Desde Ciudad Guatemala. | 4 de Diciembre de 2007 a las 00:00
La Fundación Rigoberta Menchú señaló este martes al Ministerio Público de defender los intereses de una empresa extranjera que procesa a siete indígenas guatemaltecos por haber denunciado el despojo de sus tierras. Benito Morales, abogado de la Fundación, dijo a periodistas que el Ministerio Público del departamento de San Marcos ha aceptado pruebas "falsas" y "viciadas" aportadas por la compañía para procesar a los indígenas. La empresa minera Montana Exploradora de Guatemala, subsidiaria de la canadiense Glamis Gold Ltd., acusa a los indígenas de los delitos de amenazas, coacción e instigación a delinquir, por haber encabezado protestas en enero pasado para evitar el inicio de operaciones mineras en ese departamento. Los acusados, según Morales, aducen que la compañía les engañó para hacerse de sus tierras, las cuales están ubicadas en la mina Marlin, al norte de San Marcos, de donde extraen oro y plata. Morales aseguró que la empresa ha obligado a sus empleados a que declaren en contra de los sindicados, bajo amenazas de ser despedidos, para lograr una sentencia condenatoria, y que la Fiscalía aceptó esos testimonios como válidos. El juicio se realizará la próxima semana en un tribunal de la ciudad de San Marcos. Más que condenar a los procesados, agregó Morales, lo que Montana persigue es "amedrentar" a las comunidades rurales del país que se oponen a la explotación minera, por considerar que esas actividades perjudican el medio ambiente. Según el contrato suscrito el año pasado entre Montana Exploradora de Guatemala y el Gobierno, la compañía pagará al Estado guatemalteco el uno por ciento de las regalías que obtenga por la explotación de los recursos naturales. Los hechos denunciados por la empresa minera se registraron el pasado 9 de enero, cuando centenares de campesinos e indígenas protestaron de forma violenta para evitar el inicio de los trabajos de explotación en la mina Marlin. El saldo de las protestas fue dos empleados de Montana heridos, así como daños materiales y conflictos entre el Gobierno, la Iglesia Católica y los miles de campesinos que se oponen a esa actividad. Ni la Fiscalía de San Marcos ni la compañía se pronunciaron sobre los señalamientos de la Fundación Menchú.

Descarga la aplicación

en google play en google play