Escúchenos en línea

Honduras denuncia «conspiración mediática» contra Zelaya ante Onu

Agencia EFE. Desde Naciones Unidas. | 5 de Diciembre de 2007 a las 00:00
El ministro de Asuntos Exteriores de Honduras, Milton Jiménez, respondió este miércoles en la ONU a las dudas expresadas por un relator internacional sobre la situación de la libertad de expresión en su país, que el canciller atribuyó a las intrigas de poderes económicos afectados por la política del Ejecutivo. Jiménez se entrevistó con el secretario general, Ban Ki-moon, y con el presidente de la Asamblea General, Srgjan Kerim, para tratar la preocupación manifestada recientemente por el relator de la ONU, Ambeyi Ligabo, sobre las condiciones de trabajos de la prensa en ese país. Ligabo condenó en una visita a finales de noviembre a Honduras "la inseguridad generalizada para los periodistas", así como el asesinato de un comunicador y el exilio voluntario de otros dos por amenazas de muerte. Jiménez dijo a Efe que en sus reuniones con los responsables de la Organización de Naciones Unidas (ONU) quiso reafirmar el completo respeto de su Gobierno a la libertad de expresión y disipar "mal entendidos" sobre su compromiso con la seguridad de los periodistas. El canciller atribuyó el temor en que viven los miembros de esa profesión a la atmósfera general de inseguridad que vive Centroamérica a causa de la proliferación de grupos criminales. "No estamos negando que hay grandes problemas, pero estamos haciendo grandes esfuerzos para solucionarlos", afirmó. Entre los puntos que quiso "aclarar" en su reunión en la ONU, prosiguió, están las menciones en algunos medios de conexiones gubernamentales con el asesinato el pasado octubre del periodista Carlos Salgado. Jiménez dijo que las investigaciones policiales y el arresto de su presunto autor han demostrado que el crimen se debió a un asunto personal. El canciller consideró que esta insinuaciones y otras quejas sobre la situación de la prensa en el país recogidas por el relator se deben al malestar de poderos grupos económicos dueños de medios con la política social y económica del Gobierno. "Hemos tenido que tomar medidas fuertes contra ciertos poderes económicos, que obstaculizan los cambios porque quieren mantener a Honduras como un mercado cautivo, un coto de caza". Como ejemplo puso cambios en el sector petrolero, el bancario y en los procedimientos de adquisición de medicamentos y armas por parte del Estado que han perjudicado a multinacionales y empresarios poderosos vinculados a la prensa. "Los dueños de medios de comunicación tienen que entender que un medio tiene una responsabilidad social, que no es solamente una empresa que tiene beneficios, o que se puede utilizar para ejercer presión", apuntó el canciller. Honduras ha logrado en los dos últimos años reducir en un seis por ciento la pobreza y mantener una economía en crecimiento, aunque el país sigue siendo uno de los más pobres de Centroamérica y ha sufrido en la última década una notable escalada de los índices de delincuencia.

Descarga la aplicación

en google play en google play