Escúchenos en línea

Panamá tiene avances en materia de derechos humanos, afirma ombudsman Vargas

Agencia ACAN-EFE. Desde Ciudad Panamá. | 10 de Diciembre de 2007 a las 00:00
En Panamá se han dado en los últimos años avances significativos en materia de derechos humanos, pero para consolidar el "estado democrático" hace falta mucho más, señaló este lunes el Defensor del Pueblo panameño, Ricardo Vargas. Vargas presentó el V Informe sobre Derechos Humanos en el Sistema Penitenciario, capítulo de Panamá, en el marco de la celebración del Día de los Derechos Humanos, actividad en la que estuvieron presentes diversas autoridades del país y representantes de organizaciones internacionales. "En materia de derechos humanos se han dado avances en Panamá en lo referente a los derechos civiles y políticos, a (la celebración de) elecciones democráticas cada cinco años, pero para consolidar el estado democrático hace falta más que eso", señaló. Enumeró los retos que el mundo, en términos generales, y Panamá, de manera específica, enfrenta en materia económica, social, cultural y medioambiente, lo que significa que "hay que mejorar y estructurar mejores políticas públicas". Destacó el liderazgo que ha asumido el gobierno panameño en el tratamiento a las personas discapacitadas, que lo han llevado a crear programas que hoy son modelos en otros países de la región. No obstante, insistió que aún falta por llegar a cumplir con otras premisas. En lo referente al Informe sobre el Sistema Penitenciario, el Defensor del Pueblo reveló que la población carcelaria panameña, de 11 mil 568 personas al 26 de noviembre de 2007, es la más alta "per cápita" de América Latina, con un crecimiento que va a un ritmo de 9,23 por ciento anual en los últimos 14 años. "Las infraestructuras de las instalaciones que albergan a los internos e internas, mantienen en común un alto grado de deterioro y el hacinamiento representa uno de los principales problemas", acotó. El hacinamiento, cuyo índice es de un 157 por ciento, es 37 puntos porcentuales más alto (120 por ciento) que el "índice crítico" que se da en la región latinoamericana. Vargas presentó los diferentes aspectos que conforman el Informe, destacándose, entre otras cosas, la necesidad de que la legislación penitenciaria panameña contemple la figura del "Juez de Ejecución de las Penas". "Esta figura es considerada una de los más importantes avances en materia de Derechos Humanos, puesto que garantiza a las personas privadas de libertad el cumplimiento del texto de la sentencia", destaca el documento. Otros aspectos destacados en el documento fueron la "creciente preocupación" de que no exista un programa especializado para el tratamiento de personas adictas a drogas en los centros penales y la deficiente estructura en materia sanitaria existente.

Descarga la aplicación

en google play en google play