Escúchenos en línea

Costa Rica desarticula banda que traficaba suramericanos

Agencia EFE. Desde San José. | 11 de Diciembre de 2007 a las 00:00
Las autoridades de Costa Rica desarticularon una banda que colaboraba con una red internacional para traficar ecuatorianos, peruanos y bolivianos hasta Estados Unidos, informó este martes una fuente oficial. Al llegar a Costa Rica, los extranjeros eran transportados en vehículos convencionales hasta hoteles en San José. El Director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Jorge Rojas, declaró este martes en una conferencia de prensa que la operación fue "exitosa", pues en nueve allanamientos en San José y zonas cercanas a las fronteras se detuvieron a seis costarricenses y una nicaragüense. Según las investigaciones, los bolivianos llegaban a Costa Rica legalmente vía aérea, mientras los ecuatorianos y peruanos lo hacían ilegalmente por tierra por la frontera con Panamá, ayudados por integrantes de la red en distintos países. Al llegar a Costa Rica, los extranjeros eran transportados en vehículos convencionales hasta hoteles en San José, para luego partir al día siguiente hacia la frontera con Nicaragua, país al que ingresaban de forma ilegal con la ayuda de los siete detenidos. Rojas comentó que desde el año pasado las autoridades le siguen los pasos a esta banda, periodo en el que recabaron pruebas y lograron detectar que transportaban alrededor de 30 suramericanos por semana hasta Nicaragua. En Nicaragua los inmigrantes eran ayudados por integrantes de la red ilícita en ese país, y seguían su travesía por tierra por toda Centroamérica y México hasta llegar a Estados Unidos. La investigación reveló que los suramericanos pagaban unos 7.000 dólares por el viaje completo, y que en cada país por el que pasaban, la célula de la red internacional recibía una parte. Por ejemplo en Costa Rica la banda traficante se quedaba con 1.700 dólares por cada inmigrante. El OIJ se mantiene en contacto con autoridades estadounidenses y suramericanas para colaborar en las investigaciones e intentar desarticular la banda completa. Los detenidos en Costa Rica son cuatro mujeres de apellidos Pineda Canales, quien es la líder de la organización, Valle Rodríguez, Mena Ortíz (nicaragüense), éstas tres capturadas en San José, y Ruiz Vílchez, quien fue apresada en Liberia, provincia de Guanacaste, cerca de la frontera con Nicaragua. Además, tres hombres costarricenses identificados con los apellidos Chávez Sánchez, Rugama García y Rivas Martínez. Estas siete personas deberán enfrentar a la justicia por el delito de tráfico internacional de personas, que en Costa Rica es castigado hasta con seis años de cárcel.

Descarga la aplicación

en google play en google play