Escúchenos en línea

Volcanes ticos Poás y Turrialba presentan emisión pasiva de ceniza

San José. Agencias. | 20 de Agosto de 2017 a las 16:15

Los volcanes Poás y Turrialba presentan este domingo emanaciones pasivas de gases y aerosoles, y una relativa calma en su actividad eruptiva, indica un reporte del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori).

El informe diario sobre el comportamiento de los colosos costarricenses precisa que el Poás continúa en relativa calma, sin reporte de actividad tectónica (sismos volcano tectónicos) ni sismicidad asociada a movimiento importante de fluidos (tremores o sismos volcánicos de baja frecuencia) desde la segunda semana de agosto.

La desgasificación a través de las bocas fumarólicas del fondo del cráter es aún vigorosa y genera una pluma constituida principalmente de vapor de agua, gases magmáticos, y aerosoles muy finos que escapan hacia la atmósfera generando un sonido similar a la turbina de avión, indica el Ovsicori.

Perteneciente a la Universidad Nacional, la entidad sostiene que la pluma se eleva unos 400 metros desde el fondo del cráter y es dispersada por los vientos cerca de la superficie terrestre predominantemente hacia el oeste-noroeste del cerro, ubicado en la provincia de Alajuela, a unos 60 kilómetros al noroeste de San José.

Asimismo, prosigue, la incandescencia en la Boca A (Boca Roja) se mantiene pero ha disminuido la intensidad del resplandor de luz en los últimos días y no se ha vuelto a observar emisión de cenizas desde el día 8, aunque el volcán continúa emitiendo cantidades cuantiosas de gases magmáticos y aerosoles.

El Turrialba mantiene una emisión pasiva de gases magmáticos azulados de alta temperatura y aerosoles finos, mientras las exhalaciones de ceniza son débiles, de corta duración y muy esporádicas, con columnas que no sobrepasan los 400 metros sobre la cima del volcán.

La actividad sísmica se caracteriza por señales de tremor volcánico discontinuo de baja amplitud, mientras los sismos volcánicos de baja frecuencia se registran frecuentemente con amplitudes moderadas, con ausencia de actividad tectónica y persiste en las noches la luz resplandeciente intensa debido a la incandescencia de la roca.

Las erupciones del Turrialba, de tres mil 340 metros de altura -el segundo del país después del Irazú, de tres mil 432 metros de altura-, y del Poás -más de dos mil 700 metros de altura- afectan generalmente el Valle Central, asiento de la Gran Área Metropolina, donde reside el 60 por ciento de los 4,8 millones de costarricenses.

Arenal, Irazú, Poás, Rincón de la Vieja y Turrialba son los cinco volcanes activos de los 150 existentes en Costa Rica, según los más recientes datos geológicos.


Descarga la aplicación

en google play en google play