Escúchenos en línea

Claman justicia por masacre de campesinos salvadoreños

Agencia AFP. Desde San Salvador. | 11 de Diciembre de 2007 a las 00:00
A 26 años de la masacre de El Mozote, en la que murieron más de mil campesinos a manos del ejército salvadoreño, organismos humanitarios reclaman justicia y aguardan un fallo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre el caso. "La conmemoración de la masacre, siempre trae a cuenta el tema de la justicia, de la reparación y de la verdad. El clamor es y sigue siendo de pronta justicia", declaró el abogado de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD), David Morales. Los actos de recordación de la masacre sucedida a mediados de diciembre de 1981 "son como reforzar la esperanza en la lucha contra la impunidad", según Morales, quien dijo que un grupo de abogados lucha por la reapertura del caso para enjuiciar a los militares culpables que aun sobreviven. Por su parte el director de la oficina de Tutela Legal del arzobispado de San Salvador, Ovidio Hernández, comentó que aguardan una resolución de la CIDH al recurso que interpuso su institución por "denegación de justicia" en el caso de las víctimas. En El Salvador, el caso de El Mozote fue archivado por un tribunal en 1994 en virtud de una ley de Amnistía que perdonó crímenes cometidos durante la guerra civil (1980-1992). Hernández recordó que mediante exhumaciones de osamentas en El Mozote y comunidades vecinas se individualizaron 809 personas que fueron ejecutadas en el operativo de "tierra arrasada" conocido como "Operación Rescate". Entre el 11 y el 13 de diciembre de 1981, en el marco de la guerra civil salvadoreña, el ahora proscrito batallón militar Atlacatl masacró a mujeres, ancianos y niños en varios cantones de Morazán. En 1993, la Comisión de la Verdad creada por Naciones Unidas para investigar las atrocidades de la guerra, responsabilizó de la masacre al coronel Domingo Monterrosa, que figuraba como comandante de la Tercera Brigada de Infantería. Monterrosa murió en 1984 en un atentado, cuando la guerrilla le hizo creer que había capturado los transmisores de la clandestina radio Venceremos, que en realidad eran aparatos con cargas explosivas que estallaron por control remoto. Este martes en la comunidad de El Mozote, 210 km al noreste de San Salvador y en memoria de las víctimas el obispo de San Miguel, Miguel Morán ofició una misa junto al sacerdote belga Rogelio Ponseele. La guerra civil salvadoreña dejó más de 75 mil muertos y más de 7.000 desaparecidos cuyo paradero reclaman diferentes organismos humanitarios.

Descarga la aplicación

en google play en google play