Escúchenos en línea

Aumenta violencia contra los niños en Honduras

Agencia Adital. Desde Tegucigalpa. | 7 de Agosto de 2006 a las 00:00
La entidad Casa Alianza Honduras comunica a la opinión pública y sociedad en general, que la violencia contra niños, niñas, adolescentes y jóvenes es una constante que se mantiene y que lejos de reducirse está en incremento. Para la entidad, el último país donde los niños, niñas y jóvenes quisieran vivir es el país de la muerte. "Ellos y ellas quieren vivir en un país de paz". La máxima expresión de esta violencia se expresa a través de los asesinatos o ejecuciones arbitrarias que a diario ocurren en el país. Durante el mes de julio de este año se registraron 42 nuevas víctimas menores de 23 años, y solo en los primeros seis meses de la administración del presidente Manuel Zelaya Rosales estas cifras suman 247 muertes, y desde 1998 año en que Casa Alianza comenzó a registrar estos lamentables sucesos se han producido un total de 3.242 asesinatos o ejecuciones. José Manuel Capellin, director nacional de Casa Alianza, manifiesta que en Honduras la inseguridad y la incertidumbre han ido en aumento, la violencia día tras día atenta contra la vida; los asesinatos y masacres ocurridos últimamente ponen de manifiesto el desprecio que se tiene por la misma, y pareciera que la sociedad está se conformando o acostumbrando a vivir con esta situación. Durante el mes de julio el 31% del total de las muertes (42) las víctimas fueron reconocidas como menores de 18 años, o sea niños, niñas y adolescentes de acuerdo a legislación nacional y la Convención de los Derechos del Niño. Algunos de estos asesinatos fueron crueles y dantescos como el ocurrido en la humanidad de un niño de 10 años de edad que dormía en la acera de la avenida Los Leones de San Pedro Sula y cuyo cadáver fue encontrado apuñaleado y semidecapitado, o la muerte de adolescentes a quienes se les dispara desde autos o taxis en marcha. El instrumento predilecto de muerte de los asesinos siguen siendo las armas de fuego con un 85%, observándose en varios sucesos que se continúan utilizando armas de grueso calibre, cuya posesión es prohibida por la ley, como ser las AK-47. Los autores de las muertes de acuerdo a los datos recabados en un 88% son desconocidos y en un 12% se atribuye al accionar de las maras o pandillas. Los departamentos donde ocurrieron con mayor frecuencia las ejecuciones son: Cortes con 50%, Francisco Morazán con 33% y el resto se suscitaron en los departamentos Atlántida, Comayagua, Valle, Colon y Yoro. Casa Alianza manifiesta que la intención de dar a conocer estas cifras y hechos es para mantener en la memoria del colectivo nacional, una tragedia que no puede se olvidar o pasar desapercibida; que es necesario para dar respuesta al fenómeno de las ejecuciones , con sus múltiples causas y consecuencias, un conjunto de soluciones que involucran la acción de la sociedad, la voluntad y firme decisión de las autoridades del gobierno.

Descarga la aplicación

en google play en google play