Escúchenos en línea

Arte transforma una cárcel salvadoreña

LaVoz.com. Desde San Salvador. | 14 de Diciembre de 2007 a las 00:00
La principal cárcel de mujeres del país se convirtió el viernes en un centro artístico en el que numerosos reclusos actuaron en obras de teatro, exhibieron pinturas o mostraron sus habilidades para el baile y el canto. Pegadas a las rejas oxidadas y enmohecidas, decenas de reclusas del Centro de Readaptación para Mujeres levantaban sus brazos y aplaudían mientras otras bailaron al ritmo de la música del grupo Shekinah, integrado por reos de una cárcel del oeste del país, que abrió el segundo festival nacional del arte penitenciario. Mientras la multitud aplaudía, Yanira Xiomara Guillén, dijo la AP que "esperen, esto va reventar cuando salgamos las niñas de la cárcel de mujeres". "También en la cárcel podemos hacer arte, hay muchos con venas de artistas", dijo a la AP el vocalista y guitarra líder del grupo Shekinah, Vladimir García, autor de la canción "Necesito Paz", una balada que enloqueció a las reclusas. García de 27 años y condenado a 13 de prisión por robo a mano armada, dijo que "estoy agradecido por esta oportunidad de formar la banda, por poder expresarnos y algún día voy a salir y le voy a llevar mi música a todos". El músico se sonrojó por los piropos que le lanzaban algunas internas. En esta cárcel están confinadas 677 reclusas. Hace unos tres años, el presidio fue escenario de una riña entre pandilleras que dejó un muerto y tres heridos. "Esta es una oportunidad de sentirnos libres, de expresarnos", manifestó Yanira de 32 años, mientras sostenía entre sus manos una paloma que dijo "como yo está cautiva, pero su espíritu es libre y va a volar lejos, muy lejos". Daniel de Jesús Rivera, un hombre de 60 años, que guarda prisión por trafico de drogas, dijo que "la adversidad no puede con nosotros, hemos cometido errores, pero también podemos ser artistas". Rivera recordó que ganó el primer lugar en el festival de la canción del 2006 y "ahora me metí a esto del teatro, donde podemos expresar lo que sentimos, donde actuamos y le decimos a la sociedad que nosotros también somos seres humanos". El director general de Centros Penales de El Salvador, coronel Gilbert Cáceres, manifestó que la actividad quiere mostrar que los presos "merecen una segunda oportunidad" y estos programas son parte de la "rehabilitación" que reciben tras las rejas. Según registros de las autoridades, hay 7.500 reos en los 19 centros penitenciarios de El Salvador, en la mayoría existe un alarmante hacinamiento.

Descarga la aplicación

en google play en google play