Escúchenos en línea

Boicot del partido Arena perjudica al pueblo que dice defender

San Salvador. Agencias. | 14 de Septiembre de 2017 a las 15:37

El bloqueo de Alianza Republicana Nacionalista (Arena) contra las finanzas públicas desmiente este jueves su retórica electoral para venderse como defensora del pueblo salvadoreño, principal víctima de su boicot fiscal.

El partido de la oligarquía nacional se niega a aprobar los 260 millones de dólares que el gobierno necesita para cumplir sus compromisos presupuestarios, con el propósito expreso de dañar la imagen del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

La formación tricolor aprovecha su mayoría parlamentaria para torpedear toda iniciativa dirigida a ingresar fondos a las arcas del Estado, estrategia criticada por una población que considera un chiste de mal gusto la proclama arenera en su reciente asamblea.

La reivindicación del presidente de Arena, Mauricio Interiano, de supuesto origen popular de su partido resulta paradójico, pues sus donantes y los candidatos a la presidencia vienen de familias acaudaladas que manejan al país como si fuera su finca.

Prueba del divorcio de la cúpula arenera con las clases populares y trabajadora del país es su búsqueda de réditos políticos a costa del malestar del pueblo, pues al cortar las fuentes de financiamiento afectan subsidios y programas sociales.

'Arena bloquea al gobierno porque piensan que así el FMLN perderá el apoyo de la población y ellos saldrán ganando con el ahorcamiento de las finanzas del gobierno', acusó Medardo González, secretario general de la histórica formación salvadoreña de izquierda.

El dirigente denunció la falta de voluntad política de Arena para sumir al país en impago, apoyada por la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, dedicada a anular las iniciativas de financiación del gobierno.


Descarga la aplicación

en google play en google play