Escúchenos en línea

Justicia panameña falla a favor de periodista agredido

Ciudad de Panamá. PL. | 22 de Septiembre de 2017 a las 10:32

En un hecho sin precedentes en la justicia panameña, se conoció este viernes la ratificación de la condena al exdirector del Consejo Nacional de Seguridad (CNS), Alejandro Garuz, a cinco años de prisión por lesiones a un periodista en 2013.

'Esto es un triunfo del movimiento sindical, del sindicato de periodistas, de los periodistas panameños, y de todos los actores y defensores de derechos humanos', dijo a Prensa Latina, Filemón Medina, secretario general del Sindicato de Periodistas.

'La impunidad no puede ser jamás una invitación a cometer más delitos, por el contrario, la impunidad tiene que ser castigada y en ese sentido nosotros estamos comprometidos con que se sancione y condenen a todas aquellas personas que han violentado los derechos de los ciudadanos panameños', afirmó.

Medina, quien fue víctima de brutalidad policial por el entonces funcionario, encabezó una larga batalla en los tribunales porque se hiciera justicia en su caso, cuando intentó como sindicalista defender los derechos de dos reporteros injustamente detenidos por agentes del CNS.

Comentó a esta Agencia que, a pesar del fallo del Segundo Tribunal Superior de Justicia, aún queda por resolver otro recurso de casación del acusado, el cual, si es admitido por el Tribunal, entonces habrá nueva audiencia para enfrentar los argumentos de la defensa.

Garuz presentó antes una apelación contra la decisión del Juzgado Décimo Penal por considerar que no existió una conducta dolosa, a pesar de que los hechos probados ante la corte señalan que el acusado golpeó varias veces a Medina y le ocasionó lesiones que lo incapacitaron por tres meses, según parte médico.

Los hechos ocurrieron el 11 de junio 2013 cerca del edificio de la CNS, en la barriada capitalina de Ancón, cuando un equipo del canal TVN filmaba exteriores en una zona supuestamente restringida, y cinco agentes vestidos de civil los detuvieron y obligaron a entregar sus equipos profesionales.

Los reporteros pidieron auxilio a su sindicato, por lo que Medina se presentó en el lugar, encaró a los funcionarios e intentó filmar la escena con su celular, por lo que el exdirector lo agredió físicamente, le quitó su teléfono y borró la evidencia grabada.

Además de este caso, Garuz forma parte de otros dos procesos penales, uno de ellos anulado por la Corte Suprema de Justicia, que generó un fuerte debate nacional con enfrentamiento a ese órgano, por parte del Ministerio Público con el apoyo del Ejecutivo y segmentos de la sociedad.

El expediente cancelado por 'tecnicismos legales', según sus críticos, es por la compra de radares con supuesta lesión patrimonial y peculado ocurrido durante la administración del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014), detenido en Estados Unidos, pendiente a extradición a Panamá.

El exdirector del CNS tiene actualmente una medida cautelar de impedimento de salida del país, porque es juzgado en otra causa por espionaje telefónico ilegal a opositores políticos al anterior gobierno.


Descarga la aplicación

en google play en google play