Escúchenos en línea

Migrantes guatemaltecos quieren ser vistos más que como remesas

Ciudad Guatemala. PL. | 21 de Octubre de 2017 a las 16:25

Proyectos que buscan combatir la pobreza y despertar el espíritu emprendedor de las comunidades aquí y allá (Estados Unidos), animaron la Primera Cumbre de Migrantes y Retornados que concluyó este sábado en Quetzaltenango.

La cita permitió en dos días conocer tristes experiencias de vida de migrantes, así como de personas retornadas con propuestas de desarrollo sostenible para intentar mejorar la vida de unos 10 millones de guatemaltecos que sobreviven en áreas rurales y algunas urbanas en condiciones de pobreza y pobreza extrema, según datos de la FAO en este país.

Ellos salieron tras el llamado 'sueño americano' arriesgando su vida y dejando atrás lazos familiares que muchas veces no pueden ya recomponerse, de ahí que la idea de los organizadores fuera mostrar otro camino para intentar detener los alarmantes índices de migración de niños y jóvenes.

Personas con iniciativas autosostenibles que generan empleo digno y aportan nuevas capacidades a sus comunidades de origen relataron sus experiencias dirigidas a aprovechar las remesas y enfocarlas en el desarrollo.

Entre ellas destacaron las de Reginaldo Haslett-Marroquín y Marina Barillas, quien afirmó que la migración es un problema más grande de lo que parece y aunque a veces lo hacen parecer pintoresco, muchas personas ignoran que las secuelas son para toda la vida.

A sus 66 años, guarda recuerdos muy dolorosos, por eso a su retorno al país decidió aportar con soluciones en Cajolá, Quetzaltenango. En Estados Unidos coincidió con otro guatemalteco que visualizó un proyecto de beneficio que derivó en la Asociación Grupo Cajolá.

Programas de educación, talleres y espacios dedicados a tejedoras, apicultura, miel, carpintería, una granja de gallinas ponedoras, un centro de internet y un salón de clases para niños en edad preescolar son algunas de las iniciativas que ponen en la práctica.

También tienen un programa de jóvenes becados para que continúen con sus estudios universitarios. A las mujeres se le ha dado el empoderamiento para saber algo más que no sea solo cultivar la milpa, o su trabajo agrícola, ahora tienen otras habilidades, relató Barillas.

En su opinión, aunque al principio sean una o cinco personas las involucradas, basta para que se libren de una realidad en la que dejar el país sea la única alternativa.

Haslett-Marroquín, de profesión agrónomo y residente en Minnesota, expuso su proyecto conocido como 'La Revolución de las Gallinas', el cual consiste en que los agricultores cuenten con un nuevo diseño de producción aviar a campo abierto.

Para este hombre el origen de los problemas que existen en Guatemala se debe en gran parte a la desigualdad en el acceso a recursos, créditos, educación y a la creatividad.

Por eso, el objetivo de su proyecto es presentar opciones para las comunidades rurales para que puedan lograr una 'revolución de ideas' y flujo de capital, con la propuesta de una industria específica para rediseñarla.

El modelo ya se implementa en México y en Minnesota lugar donde surgió, y en Guatemala se evalúan los lugares donde podría introducirse.

Poemas, fotografías, variedades de stands, y conciertos reflejaron también los sentimientos y retos de los indocumentados en la búsqueda de mejores oportunidades.

De acuerdo con Diego Recalde, representante de FAO en Guatemala, la promoción de empleos en las áreas rurales debe estar focalizada en jóvenes y por eso se hacen necesarios programas y proyectos.

'Este es un país muy joven poblacionalmente hablando, su pirámide poblacional está llena de jóvenes y ahí vemos las cifras del empleo, 100 mil jóvenes deberían ocupar plazas, pero hay solamente 20 mil plazas que absorbe el mercado', indicó.

Para Recalde, las pequeñas y medianas empresas deberían ser prioridad de las políticas públicas para lograr cubrir la brecha de personas que no tienen un empleo digno y al final buscan migrar como única alternativa.

Recientemente el Observatorio Regional de Migración Infantil (Oremi) dio a conocer que dos mil 983 niños, niñas y adolescentes guatemaltecos fueron repatriados de México y Estados Unidos en los primeros seis meses de este año.

El altiplano guatemalteco, en particular San Marcos, Huehuetenango y Quiché, siguen siendo las regiones más golpeadas por la pobreza, la violencia y la falta de políticas públicas, sin que se aprecie algún cambio en los próximos años, advirtió Oremi.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play