Escúchenos en línea

Bombero guatemalteco que vive en Candá regresa con ayuda

Ciudad Guatemala. Prensa Libre. | 22 de Octubre de 2017 a las 16:21

Santiago J. Ginberich, jefe de la estación de bomberos de Linwood, en Ontario, Canadá, es originario de Tecpán Guatemala, Chimaltenango, y regresó al país para hacer entrega de una unidad de rescate y equipo especial a la 57 Compañía de Bomberos Voluntarios de San Benito, Petén.

Santiago fue adoptado por una familia de misioneros menonitas cuando apenas tenía dos años de edad, actualmente tiene 25 y vive en Linwood. Hace 10 años que forma parte del cuerpo de bomberos de esa localidad.

El socorrista no olvida sus raíces y dice que siente orgulloso de haber nacido en este país. Sus padres biológicos viven en Guatemala y su esposa es originaria de San Benito.

Con el espíritu de ayudar, viajó alrededor de siete mil kilómetros, desde Canadá hacia Guatemala, con la misión de entregar la unidad y el lote de equipo para los bomberos.

Es misionero

Santiago forma parte de la agrupación de misioneros menonitas, como sus padres adoptivos. Los menonitas son una rama pacifista y trinitaria del movimiento cristiano anabaptista, originado en el siglo XVI.

"Siempre soñé con integrar una organización de socorro. Me siento feliz de estar al mando de los bomberos de la población donde vivo y es más gratificante poder ayudar a socorristas de la región de donde es oriunda mi esposa", explicó.

"Los padres de mi esposa son integrantes de la iglesia menonita que se encuentran en el Chal, Petén. Cuando visité esa iglesia conocí a ella. Ahora tenemos tres hijos, todos nacidos en Canadá", agregó.

También recuerda que la institución que ayuda a bomberos organizó un viaje por diferentes estaciones de Guatemala y la primera compañía que visitaron fue la de San Benito.

Actualmente comparte su tiempo con el tabajo de misionero y los bomberos del poblado de Linwood.

Santiago informó que desde hace un año trabajan en proyectos para llevar ayuda a las estaciones de bomberos. Durante su estadía en el pías ha visitado unas 20 estaciones, para traerles ayuda. "Vamos a recolectar otro lote de herramientas y así ayudaremos a otras compañías", explicó.

Gingerich informó que la idea de ayudar a los bomberos de San Benito inició cuando acompañó a sus padres adoptivos a El Chal, ubicado a unos 50 kilómetros del municipio, y que por medio de su esposa Silvia Pérez, le comentó que los Bomberos Voluntarios de esa región no contan con equipo para atender emergencias.


Descarga la aplicación

en google play en google play