Escúchenos en línea

Aseguran que jóvenes panameños son más vulnerables del mercado laboral

Ciudad Panamá. Agencia PL | 24 de Octubre de 2017 a las 11:34

Los jóvenes constituyen actualmente el segmento más vulnerable de la sociedad panameña ante los vaivenes de la economía, al ser rechazados en ocasiones por los empresarios, debido a su inestabilidad laboral y falta de formación y experiencia.

Según cifras de la Contraloría General, hasta marzo la mayoría de los empleados estaban entre 30 y 60 años (un millón 341 mil 478), mientras las personas comprendidas entre 15 y 29 años solo representaban 458 mil 39.

'Los nuevos empleos lo ocupan personas de una edad promedio superior a los 45 años porque presentan mayor estabilidad y permanencia en los puestos de trabajo', aseguró el presidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa, Héctor Cotes.

Al respecto, el presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada, Severo Sousa, destacó que muchos jóvenes prefieren hoy continuar sus estudios hasta alcanzar una maestría y, por tanto, postergan su entrada al mercado laboral.

Sin embargo, hay otros que necesitan trabajar tempranamente y muchas veces no cuentan con la capacitación adecuada, porque no han tenido oportunidad de recibirla o se orientan a formaciones que no responden a la demanda del mercado laboral, actualmente concentrada en las especialidades técnicas, apuntó.

Entre los factores que atentan contra la baja contratación de los jóvenes sobresalen la falta de experiencia, los problemas de actitud y las bajas expectativas salariales, señaló René Quevedo, especialista en Recurso Humano.

'Los jóvenes entre 15 y 29 años son un tercio de la población en edad productiva, pero solo obtienen uno de cada 15 nuevos empleos (2012-2017), uno de cada cuatro es 'nini' (ni estudian ni trabajan), al tiempo que representan el 57 por ciento de la población penitenciaria', subrayó.

A esto se suma la deserción escolar en educación premedia y media que entre 2009-2015 fue de 56 por ciento, mientras que el 95 por ciento de los graduados humildes no continúan sus estudios, afirmó Quevedo, quien reconoció que el 98 por ciento de los jóvenes de este segmento poblacional incursionan en un mercado laboral para el cual no está preparado.

'Nuestro sistema educativo está divorciado de la realidad laboral del país y no genera las competencias que el sector productivo requiere', aseguró.


Descarga la aplicación

en google play en google play