Escúchenos en línea

Otro muerto por jarabe envenado en Panamá: suman más de 100

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Panamá. | 19 de Diciembre de 2007 a las 00:00
El panameño Sixto Navas, de 65 años de edad, murió la noche del martes supuestamente por el consumo de medicinas del Seguro Social contaminadas con Dietileneglycol, informó el miércoles un portavoz de la asociación de familiares de las víctimas del envenenamiento masivo. El coordinador del Comité de Familiares de Pacientes por el Derecho a la Salud y la Vida, Gabriel Pascual, dijo a Acan-Efe que se presume que Navas, quien residía en el sector de San Miguelito, en la capital, falleció por la ingesta de los medicamentos contaminados de la Caja de Seguro Social (CSS) panameño, lo que ha causado la muerte a más de 100 personas.. Añadió que hoy se tenía previsto que el Ministerio Público (MP) buscará el cuerpo sin vida de Navas para hacer la necropsia "y poder certificar realmente que murió por el envenenamiento". Recordó que hace unos meses la familia de Navas había presentado la denuncia de su caso a la Fiscalía Especial del MP que tiene a su cargo la investigación por las medicinas contaminadas "como una persona afectada por el envenenamiento por Dietileneglycol". Esta denuncia, así como otras más presentadas ante el MP, se encuentran en fase de investigación por el Fiscal Especial, Dimas Guevara, para determinar si efectivamente estas personas fueron afectadas por el tóxico. Pascual aseguró que "existen documentos con pruebas que muestran y han comprobado que los afectados tomaron el medicamento, sin embargo todavía la Fiscalía y las clínicas patológicas todavía no lo han querido reconocer". "Eso es lo que queremos dar a conocer al Gobierno y a la población panameña, que nosotros seguiremos luchando precisamente para que estas personas no queden en el olvido y se les de atención médica", indicó. Agregó que también esperan que el Gobierno cumpla con la ayuda humanitaria y la compensación que ha prometido para los familiares de las víctimas y los sobrevivientes una vez que se reconozca la contaminación de las personas. Pascual aseguró, por otra parte, que el Comité puede comprobar que este problema no viene de 2006, sino que nació en el 2005 "porque hay documentos y envases para demostrar ante los Tribunales que eso es así". Igualmente el Comité está a la espera del resultado de las exhumaciones realizadas en 2006 a personas reportadas como fallecidas por el envenenamiento, como también de las pruebas entregadas por su familiares en la Fiscalía Especial. El pasado 15 de diciembre, Guevara informó de que los registros actualizados indican que 109 personas murieron por las medicinas elaboradas con glicerina contaminada con Dietileneglycol. Dimas Guevara ha solicitado asistencia judicial para procesar penalmente a los representantes legales de las empresas Fortune Way Company y Taixin Glycerin Factory, que exportaron la glicerina contaminada a España. Guevara confirmo también que las autoridades españolas recibieron la documentación que les remitió sobre la petición de extradición de la gerente de la empresa española Rasfer Internacional S.A., Asunción Criado, sindicada por las muertes masivas por intoxicación con Dietileneglycol. Manifestó que se espera que esta petición sea remitida al Consejo de Ministros de España para que decida, pero reconoció que España no extradita a sus nacionales. Los casos se registraron entre junio y octubre de 2006, cuando ocurrieron las muertes a causa de estos medicamentos contaminados. Los medicamentos fueron consumidos en su mayoría por pacientes con hipertensión arterial, diabetes e insuficiencia renal. Por este caso fueron detenidas varias personas, como funcionarios del Seguro y representantes de la empresa importadora, Medicom, que a su vez culpa a su proveedora española Rasfer Internacional por entregarle Dietileneglycol importado de China en lugar de glicerina pura. Actualmente sólo permanece detenido en Panamá Ángel De la Cruz, directivo de Medicom.

Descarga la aplicación

en google play en google play