Escúchenos en línea

Colom: modelo socialdemócrata «con rostro maya»

Agencia ACAN-EFE. Desde Ciudad Guatemala. | 20 de Diciembre de 2007 a las 00:00
La victoria del socialdemócrata Álvaro Colom en las elecciones presidenciales de Guatemala en noviembre ha supuesto un triunfo más de la izquierda en América Latina pero inédito en este país tradicionalmente gobernado por la derecha. La intención de Colom, que será investido el 14 de enero para el período 2008-2012, es instaurar en Guatemala un modelo socialdemócrata "con rostro maya", distinto a los otros gobiernos de izquierda de la región. "Yo tengo el propósito de convertir a Guatemala en un país socialdemócrata, pero con rostro maya, con olor a tamal de maíz", declaró Colom para tranquilizar a quienes temen que su gobierno pueda asemejarse al de Hugo Chávez, en Venezuela; Evo Morales, en Bolivia, o Daniel Ortega, en Nicaragua. En cambio, según el futuro gobernante, su objetivo es estrechar lazos de cooperación con gobiernos de izquierda menos radicales, como los de Chile, Argentina, Brasil, Uruguay y España, que considera "ejemplares" en su lucha contra la pobreza y la desigualdad social. El primer paso de Colom para alcanzar su objetivo ha sido —un día después de ser elegido— convocar a todos los partidos políticos del país a un gran "pacto de conciliación" que facilite la gobernabilidad y que diseñe una agenda mínima para el desarrollo apoyada por todos los sectores. La agenda será definida por los partidos que participen en el esfuerzo, según Colom, porque "no podemos imponer nada en una mesa donde buscamos consensos", aunque ha dejado claro que temas espinosos como el fiscal, la impunidad y la corrupción, así como la lucha contra la pobreza, la discriminación y la inseguridad, deberán ser tomados en cuenta. El masivo apoyo recibido por Colom en las urnas de parte de las comunidades rurales, donde se concentra la mayor parte del 51% de guatemaltecos pobres, le obliga a poner especial atención a estas regiones. Desde el primer momento de su administración, según ofreció, se pondrá a trabajar para "pagar la deuda histórica que se tiene con los pueblos indígenas" por medio de programas de desarrollo rural, mayores oportunidades y mejores servicios básicos en salud y educación. El analista político Gustavo Porras, secretario privado de la Presidencia en el gobierno de Álvaro Arzú (1996-2000), declaró que Colom "lo tendrá difícil" en su intención de instaurar un gobierno socialdemócrata en Guatemala. El nuevo presidente, dijo, deberá promover en sus primeros seis meses de gobierno "acciones que respondan directamente a su discurso", ya que de lo contrario "la derecha conservadora del país le impedirá hacer los cambios que se necesitan". Esas acciones, precisó Porras, deberán estar enfocadas "principalmente en materia fiscal, porque las promesas se cumplen con recursos y estos sólo pueden obtenerse por medio de los impuestos", aunque para ello no vaya a encontrar consensos. "Los impuestos son eso, impuestos. Es una tontería encontrar consensos con quienes tienen que pagarlos. Colom tiene que recuperar el poder de la política y ponerla en función del interés general y del bien común", o, de lo contrario, precisó Porras, "todo quedará en palabras". El analista acepta la posibilidad de que la propuesta socialdemócrata de Colom sea "inédita" en cuanto a que no copiará recetas ni modelos de otros países, pero señala que, "al margen de los matices que se le quiera dar, la socialdemocracia pasa por lograr el bienestar general de la población". Quizá, para no desatar polémicas y abrir frentes antes de tiempo, Colom ha sido cauto al tratar el tema de los impuestos, y ha asegurado que durante su administración "no habrá mayores incrementos" en los tributos. Combatir la corrupción y la evasión fiscal, así como modernizar los procedimientos administrativos de los recursos del Estado —que en la actualidad en promedio se ubican en el 12% del Producto Interior Bruto—, serán, según Colom, las medidas que adoptará para echar a andar sus planes sin necesidad de una reforma tributaria. Con ese panorama, los expertos y analistas locales pronostican que la socialdemocracia "maya" que ofrece Colom dependerá de su capacidad de negociación y de que puedan mantener el apoyo de quienes le dieron su voto.

Descarga la aplicación

en google play en google play