Escúchenos en línea

Alarma por aumento de menores privados de libertad en el 2007

CoLatino. Desde San Salvador. | 20 de Diciembre de 2007 a las 00:00
El Procurador Adjunto para la Defensa de los Derechos de la Niñez y Juventud, Luis Salazar, y el Coordinador de la Unidad Juvenil de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) Jaime Martínez, se mostraron alarmados este jueves por el número de menores infractores que se encuentran privados de libertad al termino de 2007. «El Salvador, durante los últimos 12 años de vigencia de la Ley Penal Juvenil, había tenido un máximo de 450 personas menores de edad privados de libertad, este año se rompió el récord en marzo, al llegar a 500, y estamos cerrando el año con 612 muchachos y muchachas en los diferentes centros de internamiento; en alguna situación caótica en algunos casos de hacinamiento», dijo Martínez, quien calificó el hecho como un retroceso. De acuerdo con Martínez, al menos tres de los cuatro centros de internamiento donde purgan penas los menores y personas juzgados con leyes especiales se encuentran en situación de hacinamiento. «En los centros de internamiento de Tonacatepeque y Ahuachapán hay hacinamiento», aseguró Martínez, quien lamentó, además, la falta de recursos para cumplir con principios socio educativos y el derecho a la inserción social. «El derecho a la inserción social es quizás en el que más deficiencias se encuentran», expresó Martínez, al hacer una especie de balance reflexivo del año, sobre los derechos de los menores privados de libertad. «Ha habido un incremento de jóvenes privados de libertad, terminar el año con más de 600 jóvenes es alarmante», dijo por su parte, el Procurador Adjunto quien externó preocupación por la falta de métodos para lograr la reinserción de estos muchachos en la sociedad. Doris Luz Rivas, magistrada de la Cámara de Menores de la Sección Centro San Salvador, cuestionó y abogó por pasar de una etapa reflexiva a una constructiva respecto al tratamiento de los menores infractores. «Es increíble el tratamiento que reciben… hay una visión perversa en el tratamiento a la niñez y la adolescencia en los centros de internamiento», dijo Rivas, quien añadió incluso que los defensores públicos prefieren defender a un adulto que un menor. Rivas aseguró, además, que actualmente hay un afán por desmontar el régimen de garantía que se le debe reconocer a todo ser humano. En 2007, los derechos de los niños y adolescentes se han visto pisoteados también por el fenómeno delincuencial. De enero a octubre, de acuerdo con Martínez, la policía contabilizaba 296 menores de edad fallecidos.

Descarga la aplicación

en google play en google play