Escúchenos en línea

DEA en El Salvador: «más del 50% del trasiego de droga se escapa»

Diario Hoy. Desde San Salvador. | 20 de Diciembre de 2007 a las 00:00
Autoridades de la Agencia Antinarcóticos de Estados Unidos (DEA) calculan que más del 50 por ciento de la droga que va rumbo a Norteamérica no es detectada, pese a todo esfuerzo policial y tecnológico en la región. Iván Ríos, agregado de la DEA en El Salvador, declaró que los narcotraficantes trasiegan su droga en distintas rutas, pero en los últimos seis años su principal canal ha sido Centroamérica. "Desde hace seis años el enfoque de los carteles para traficar la droga ha ido cambiando desde el Caribe hacia Centroamérica y México", informó. América del Sur produce unas 760 toneladas métricas de cocaína por año, de las cuales 640, aproximadamente, fluyen hacia el norte. Esto significa que 320 toneladas métricas de droga no son detectadas por las autoridades en la región centroamericana. El resto es decomisado. En el caso específico de El Salvador, si este año se incautaron de 4.4 toneladas de cocaína, significa que 4.4 toneladas habrían pasado, se explicó. Las autoridades calculan que el 85 por ciento de la cocaína que se trafica en Estados Unidos pasa por el Istmo. Anteriormente por la región centroamericana se trasegaba entre el 45 y el 50 por ciento de la droga proveniente de Colombia, Perú, Bolivia y Ecuador. Para Ríos, hay muchas razones por las que los carteles seleccionen Centroamérica y no el Caribe como había sido en el pasado. "Gran cantidad de cocaína la canalizan por esta zona por la logística, hay muchas tierras conocidas por ellos y grupos establecidos dentro de estos países", afirmó el oficial DEA en el país. Reiteró que en México están los principales proveedores de estupefacientes de Estados Unidos y quienes mantienen el control y coordinan con los diferentes grupos colaboradores. Explicó que los capos varían constantemente su forma de operar como respuesta a la labor policial que cada país desarrolla. Anteriormente por la vía aérea transportaban cantidades moderadas de polvo blanco, pero al ser más interceptados los aviones los capos comenzaron a usar la vía marítima y terrestre para llevar la droga a sus consumidores. "El océano (Pacífico) es difícil de vigilar y comenzaron a mover cantidades más grandes de estupefacientes y ahí es donde está la ruta que más están tomando", comentó el oficial de la DEA.

Descarga la aplicación

en google play en google play