Escúchenos en línea

Fallece menor en confusa balacera en finca del Aguán, Honduras

Colón, Honduras. Agencias | 16 de Noviembre de 2017 a las 10:28

Un menor de 13 años de edad murió la tarde del pasado martes en un aparente enfrentamiento entre guardias de seguridad y supuestos campesinos en una finca de palma africana ubicada en la margen izquieda del municipio de Trujillo, departamento de Colón.

El hecho, el cual está siendo investigado por las autoridades policiales, ha llamado la atención de organismos de derechos humanos y organizaciones campesinas del Bajo Aguán. Asimismo, el suceso ocurrió en la finca Malpaso, ubicada en la comunidad de Rigores, jurisdicción de este municipio.

El menor, identificado como Leodán Andrés Mancías Arguello (de 13 años), murió durante un enfrentamiento suscitado el pasado martes entre guardias de seguridad y personas que pretendían invadir esta finca, propiedad de la empresa Corporación Dinant, de acuerdo con reportes preliminares que investiga la Policía de esta zona.

El cuerpo de Mancías Arguello lo hallaron si vida la mañana de ayer en el lote número 12 de la finca Paso Aguán, quedó bocarriba, cerca de una carreta cargada de fruta de palma, tirada por un caballo, que también perdió la vida durante la balacera.

Las llantas del carruaje estaban ponchadas producto de los balazos. El menor fue recogido por sus parientes y trasladado a su casa de habitación ubicada en la aldea de Rigores.

En relación con un comunicado atribuido a la Central Nacional de Trabajadores del Campo (CNTC), el niño pertenecía a la Empresa Campesina La Rigoreña.

Parientes del pequeño dijeron a medios locales que él salió el martes en horas de la tarde a bordo de una carreta de caballo, misma que encontraron en la escena, y que fue alcanzado por la balacera.

En otras versiones de las organizaciones campesinas de esta localidad, afirman que un grupo armado mató al pequeño cuando él regresaba a su casa, ya que por la forma en que se dieron los hechos todo apunta a que pudo haber sido dirigido contra la víctima.

Un equipo de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), junto con fiscales de la Unidad de Investigación de Muertes Violentas del Aguán (Umbiva), del Ministerio Público, se trasladaron a la zona para investigar este hecho que ha conmocionado a muchos sectores de esta región.

Las autoridades de la Unidad Departamental de la Policía en Colón informaron que el caso del pequeño está en investigación y que los hechos se dieron en la finca Paso Aguán, “en cultivos de palma africana que está incluida en las fincas donde se atribuye conflicto de tierras en el Bajo Aguán”, dice el reporte de esta jefatura departamental.

La Plataforma Agraria del Aguán hizo un llamado a los organizaciones de derechos humanos para que indaguen este hecho, al que vinculan con la lucha por la tenencia de la tierra que inició en agosto con la toma de varias fincas que están en poder de terratenientes, cooperativas legalmente constituidas y en poder del Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi).

En la margen izquierda del municipio de Trujillo, las tomas a fincas de palma africana han aumentado, en algunas, las autoridades policiales han logrado que los invasores abandonen su lucha de forma pacífica, en otras han tenido que hacer desalojos a la fuerza.


Descarga la aplicación

en google play en google play