Escúchenos en línea

La paz en Colombia es posible aunque sea increíblemente difícil dice Oscar Arias

Agencia EFE. Desde San José | 23 de Diciembre de 2007 a las 00:00
El presidente de Costa Rica y Premio Nobel de la Paz 1987, Óscar Arias, afirmó que la paz en Colombia 'es posible', aunque sea 'increíblemente difícil', e hizo un llamamiento a los colombianos para que no pierdan la esperanza. El presidente de Costa Rica, Óscar Arias, aclaró que no soy ingenuo al aceptar que el conflicto armado en Colombia es muy complejo porque las FARC han 'La paz es posible, aunque sea increíblemente difícil. La paz es posible, aunque requiera de mil intentos. La paz es posible, aunque pasen los años y apenas sea un faro en la distancia en medio de una tormenta inclemente', dijo Arias en un comentario publicado este domingo en las páginas de opinión del diario local La Nación. El mandatario costarricense estuvo en Colombia el pasado 16 de diciembre participando en el Círculo de Montevideo, un foro de intelectuales que analiza los problemas latinoamericanos, entre ellos el conflicto en Colombia con las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC). 'Así como la tierra centroamericana también fue abonada en el pasado con sangre y llanto, y hoy es una tierra fértil para los sueños, así también Colombia puede despertar de la larga noche de dolor que durante tantos años ha truncado sus sueños', agregó. Arias reiteró que lograr un canje humanitario de los rehenes, entre los cuales se encuentra la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt, también de nacionalidad francesa, 'debería ser el primer paso para alcanzar la paz en Colombia'. 'He manifestado mi apoyo a esta iniciativa, y mi fe en que tendrá éxito. Como soy un optimista irremediable, creo que esta es finalmente la ocasión en que Colombia acabará con muchas décadas de guerra', comentó el premio Nóbel. Para Arias, 'el sueño de la paz' requiere 'voluntad para transigir' y recordó que en la década de 1980 durante el proceso de pacificación de Centroamérica, todos aprendieron que 'ninguno iba a obtener todo aquello que deseaba'. 'Sigo pensando que es mejor un acuerdo de paz en donde todos queden un poco insatisfechos, al no lograr lo que se proponían, que una guerra eterna que ninguna de las partes en conflicto podrá ganar', aseguró. El mandatario aclaró que 'no soy ingenuo' al aceptar que el conflicto armado en Colombia 'es muy complejo' porque las FARC 'han sido sumamente intransigentes a lo largo de la historia' y 'no pelean por una ideología'. Comentó que si las FARC quisieran defender una ideología ya hubieran formado un partido político dentro de la democracia que vive Colombia. 'Estos grupos (armados) no luchan por la libertad, ni por la democracia, ni por la justicia, ni por ningún ideal que se pueda perseguir por los medios políticos; estos grupos luchan para defender la posibilidad de seguir envenenando con drogas a otras personas y hacerse ricos con ello', afirmó. Arias reafirmó su apoyo a las gestiones del presidente colombiano, Álvaro Uribe, en conjunto con el de Francia, Nicolás Sarkozy, para alcanzar un acuerdo humanitario para la liberación de los rehenes que sería 'el principio del fin de la larga pesadilla del terrorismo en Colombia'. 'Guardo la esperanza de que la paz vendrá para los hermanos colombianos. Guardo la esperanza de que la paz echará sus raíces en ese suelo', concluyó Arias, quien ganó el Nóbel de la Paz por sus esfuerzos en la pacificación de Centroamérica.

Descarga la aplicación

en google play en google play