Escúchenos en línea

Fenómeno «La Niña», irritada, encierra a panameños en sus hogares

Agencia Prensa Latina. Desde Ciudad Panamá. | 25 de Diciembre de 2007 a las 00:00
Una “Niña” imprevisible mostró este martes su reacción al recalentamiento global con una irritante lluvia que obligó a la mayoría de los panameños a permanecer encerrados en sus hogares y tomar previsiones contra inundaciones. La mayor parte del istmo, incluida la capital, amaneció cubierta por una espesa niebla, como extraída de un paisaje londinense, que impidió la salida del sol y pronto se convirtió en un pertinaz y frío aguacero, fuera de época en estas latitudes. Los típicos paseos familiares del 25 de diciembre en compañía de los chicos que ambicionan correr y jugar en el sombreado Parque Omar o en las áreas verdes de Amador, en los alrededores del Canal, tuvieron que ser cancelados. Un silencio absoluto, inigualado en todo el año, apenas roto por el ruido del motor de algún aislado automóvil, se apoderó de la ciudad, que la medianoche del lunes se estremeció con las explosiones de los fuegos fatuos, la marca registrada de una efímera alegría de Navidad. La lluvia matinal se presentó casi como un castigo, un obligado encierro hogareño para imponer la reflexión sobre las rarezas del clima, que un taxista describiera como "un tiempo loco". Según informes meteorológicos, todo el que salga a la calle debe acompañarse del paraguas, debido a la persistencia de las lluvias provocadas por una zona de baja presión entre Colombia y Panamá. Annette Quinn, popular presentadora del tiempo en un canal de televisión nacional, señaló que el mal tiempo guarda relación con el evento de La Niña, el cual ejercerá una influencia moderada durante la entrante estación seca. Los meteorólogos de la región centroamericana pronostican que lloverá desde diciembre hasta marzo, aunque La Niña se debilitará a inicios del 2008.

Descarga la aplicación

en google play en google play