Escúchenos en línea

Gringuita sobreviviente mejora pese a traumas en Panamá

LaVoz.com. Desde David. | 27 de Diciembre de 2007 a las 00:00
La niña estadounidense que sobrevivió milagrosamente al accidente de una avioneta en una zona montañosa, se recupera satisfactoriamente a pesar de los múltiples traumas y recuerdos a los momentos previos a la tragedia en que murieron los otros tres ocupantes. Francesca Lewis, de 12 años, debe darle gracias a su juventud, señaló este jueves su médico Samuel Cattán. Uno de los lugareños que ayudó a rescatarla en la jungla y en medio de un fuerte frío, relató este jueves que encontraron a la menor literalmente "congelada" dentro del fuselaje en el suelo y con varios maletines sobre su nuca. "Afortunadamente ha ido mejorando en su condición, su cuadro infeccioso inicial en el brazo derecho ha ido mejorando", explicó Cattán, un día después que la niña fuera internada en el hospital privado Mae Lewis en esta ciudad de la provincia de Chiriquí, al oeste de Panamá. Dijo que la preocupación principal ha sido el de evitar que sus riñones se afecten por las toxinas liberadas en la sangre producto de los múltiples golpes en el cuerpo. "(...) eso se ha mantenido bastante bien, y los (exámenes de) laboratorio han ido mejorando". A la paciente comenzó a dársele una dieta de líquidos y está siendo tratada con antibióticos, detalló el doctor. "La he sentido bastante bien, obviamente es una niña que tiene muchos traumas y que van a quedar para el resto de su vida... es una niña que va a necesitar apoyo psicológico con el tiempo", agregó. Por sus "condiciones, la fortaleza de la juventud, salió afortunada (de la tragedia)". El médico estimó que la niña podría ser trasladada a Estados Unidos dentro de una semana. Sus padres Kirk y Valerie la acompañan en el hospital. Francesca fue encontrada con vida la tarde del lunes, Día de la Navidad, junto a los restos de la aeronave en un sector boscoso cerca de las faldas del volcán Barú, a unos 1.100 metros de altura, al oeste de Chiriquí. La aeronave impactó en la zona en momentos en que se dirigía a su destino, un aeropuerto de Volcán, y unos 20 minutos después de haber partido de Islas Secas, en el Golfo de Chiriquí, en el Pacífico. En el percance perdieron la vida el acaudalado empresario californiano Michael Klein, de 37 años, su hija Talia de 13 y el piloto panameño Edwin Lasso, de 23. Francesca, quien era amiga de Talia, sobrevivió al impacto de la avioneta, al frío y a la selva por más de dos días.

Descarga la aplicación

en google play en google play