Escúchenos en línea

Ticos despiden 2007 antes de Nochevieja con toros y fiestas

Agencia ACAN-EFE. Desde San José. | 29 de Diciembre de 2007 a las 00:00
La Nochevieja y el Año Nuevo son siempre sinónimos de fiesta en Costa Rica. La mayoría de los "ticos" reciben al nuevo con celebraciones familiares en las que abunda la música, la comida y el licor y alguna superstición, pero lo cierto es que los festejos para despedir el año empiezan varios días antes. Apenas pasada la Navidad, los costarricenses se abocan a participar en los Festejos de Fin de Año, que incluyen un tope (desfile de caballos) por las principales calles de San José, un carnaval con alegres comparsas de todo el país y los tradicionales festejos populares, cuya atracción principal, además de los juegos mecánicos, los bares y las comidas, son las corridas de toros "a la tica". En la localidad de Zapote, al este de San José, se instala la última semana de cada año, un campo ferial donde abundan la música y el licor en improvisados toldos llamados "chinamos", los juegos mecánicos y las comidas de época como churros, vigorón (carne de cerdo en pinchos) y las manzanas escarchadas (recubiertas de dulce). Pero la principal atracción para niños y adultos es sin duda la actividad en el redondel de toros de Zapote, donde por las tardes se realizan corridas de toros tradicionales, pero por la noche llega la verdadera fiesta con el juego de pólvora y las "corridas a la tica", llenas de "toreros improvisados" que hacen el deleite de todos. Estas corridas "a la tica" se caracterizan porque en lugar de un solitario torero, entran a la arena decenas de personas, que no van armadas con capota o banderillas, sino con capotas más informales, globos y toda suerte de objetos para "jugar" con el toro. Los toreros se visten de formas llamativas y hacen malabares a expensas del toro, aunque no son extrañas las cornadas y diversos golpes cuando el animal decide embestir a quienes se interponen en su camino. El fin de año en Costa Rica va acompañado de la tradición taurina muy autóctona, que también incluye monta del toro, y en la que no se acostumbra sacrificar al animal. Ya en Nochevieja las opciones son amplias. La mayoría recibe el nuevo año en familia, con fiestas, cenas, bailes y quema de fuegos artificiales, pero los más jóvenes acuden también a conciertos, bares, fiestas callejeras e incluso muchos deciden decirle adiós al año viejo en el campo ferial de Zapote. Muchas familias deciden viajar a la playa para cerrar el año y en los lugares públicos como hoteles, bares y clubes son comunes los carnavales de media noche, pero en las casas no hay una regla de oro para festejar. Las tradiciones son muy variadas, pues van desde la imprescindible cena de medianoche, que normalmente consiste en carne de cerdo o tamales y diversos acompañamientos, precedida por saludos, abrazos y una oración para pedir salud y prosperidad en el nuevo año, hasta la costumbre mundial de comer 12 uvas. Muchas personas mayores no abandonan el ritual de barrer la casa el 31 de diciembre para limpiarla de cualquier impureza, y de esa forma, que al llegar el nuevo año encuentre un espacio diáfano para ser llenado únicamente con cosas positivas. Los que buscan amor utilizan ropa interior de color rojo, pues la creencia dice que recibir el año de esta forma asegura un nuevo novio o hasta esposo o esposa en los próximos 12 meses, mientras que aquellos que desean suerte, se visten de amarillo. Los viajeros acostumbran dar una vuelta a la cuadra de su casa con una maleta en la mano, pues de esta forma, el año naciente les garantiza la llegada a nuevos destinos.

Descarga la aplicación

en google play en google play