Escúchenos en línea

Honduras sin plan para enfrentar una eventual sequía

LaPrensa, Desde Tegucigalpa. | 1 de Enero de 2008 a las 00:00
Este año se pronostica un recrudecimiento del calentamiento global que afectará directamente a la producción agrícola. Sin embargo, el Estado hondureño no cuenta con un plan para enfrentar este tipo de fenómenos. El secretario de Agricultura y Ganadería, Héctor Hernández, señalo que el Gobierno no cuenta con fondos para imprevistos, "cuando se presentan estas situaciones se declara emergencia en la zona y la cooperación internacional apoya al país". Señaló que se está trabajando en pequeños proyectos de reservorios de agua y de irrigación por goteo en los municipios más pobres de la zona sur del país; "en este momento estamos dando cobertura en 32 municipios, pero la meta es llegar a cien". Refirió que el problema del agro es que el costo de irrigación por manzana ronda los 5 mil dólares, "y esto está relacionado por los altos precios de los insumos en el mercado internacional para este tipo de sistemas de producción agrícola". Indicó que ahora producir en el campo es más caro, "por eso es bastante difícil que la población pueda volver a los precios de hace dos o tres años". Manifestó que el Estado ha hecho inversiones en riego, pero no ha cubierto la demanda del país. El funcionario ejemplificó que tienen pendientes los proyectos de irrigación en el Valle de Jamastrán, en el de Otoro, en el de de Sulaco y en el de Nacaome, debido a que no han sido financiados por la comunidad internacional por los altos costos y porque la tierra está en poder de terratenientes. Hernández dijo que otra alternativa es que han sembrado 2,200 hectáreas de ajojonlí con contratos firmados con una compañía taiwanesa que se instaló en el municipio de El Triunfo, Choluteca "y se tiene proyectado cultivar en agosto unas 5 mil hectáreas más, pues es un producto que no necesita lluvia". Adujo que en sectores que se inundan como el Litoral Atlántico no potenciarán la siembra de primera, sino la de postrera "porque para ese ciclo las lluvias han cesado". Hernández señaló que la apertura de las fronteras de Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua permitió la firma de la política agrícola centroamericana que durará de 2008 a 2017 y será manejada por los secretarios de Agricultura de los países firmantes por medio de una comunicación constante de las producciones. Explicó que para contrarrestar una eventual escasez de frijol han tomado dos acciones: una, la siembra bajo riego e incrementar la reserva estratégica en el Instituto de Mercadeo Agrícola, Ihma, con la compra de 40 mil quintales. Honduras tiene proyectado cultivar un millón 800 mil quintales de frijoles para la presente cosecha. También comprará una reserva estratégica de 40 mil sacos. Tienen estimado producir 2 millones 800 mil quintales de frijoles; mientras que El Salvador tendrá un déficit en su cosecha de 300 mil quintales.

Descarga la aplicación

en google play en google play