Escúchenos en línea

Dos niños ticos se queman al día en accidentes caseros

CCSS. Desde San José. | 4 de Enero de 2008 a las 00:00
Un promedio de dos niños quemados por día atendieron durante el 2007, los hospitales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), informó la institución en una nota de prensa divulgada este viernes. Según datos suministrados por el Hospital Nacional de Niños (HNN), en ese periodo, se atendió un total de 784 casos, de ellos 365 recibieron tratamiento en ese centro médico infantil. El Dr. Rodolfo Hernández Gómez, director del HNN, explicó que el 77.6 por ciento de tales accidentes, se presentaron en las casas de habitación y la mayoría de ellos ocurrió mientras los pequeños estaban acompañados por un adulto. El 70 por ciento de las quemaduras fueron ocasionadas por líquidos calientes o por el contacto con artefactos calientes como planchas, ollas, cocinas, plantillas hornos, entre otros. El médico destacó que un porcentaje considerable -el 75 por ciento- de tales quemaduras ocurrieron en la cocina. Ante tal situación, el Dr. Hernández Gómez llamó la atención de los padres y madres de familia para evitar este tipo de percances, pues consideró que, posiblemente, un buen número de ellos ocurrieran por descuido de los adultos. De acuerdo con el médico, uno de los asuntos más preocupantes es que la cocina se está convirtiendo en un aposento de reunión familiar, incluso algunas familias tienen allí televisores, lo cual puede distraer al adulto o propicia que los niños estén allí atraído por la pantalla chica. El funcionario dijo que es urgente eliminar en las casas de habitación donde existen niños menores de cinco años el uso de los manteles, puesto que se está convirtiendo en una prenda que facilita tales accidentes. Hernández Gómez destacó que muchos accidentes ocurrieron cuando los niños halaron el mantel y cayó sobre ellos leche, agua, café entre otros alimentos calientes. También se debe eliminar la costumbre de que los niños estén en la cocina durante la preparación y trasiego de los alimentos calientes. En este momento, la Unidad de Quemados del Hospital Nacional de Niños se encuentra con una ocupación del 100 por ciento, con pacientes que han tenido lesiones por esta causa. Estos pequeños requieren un promedio de internamiento de una semana, pero, cuando las quemaduras son de segundo y tercer grado necesitan internamientos intermitentes para la curación y control de injertos y su posterior rehabilitación.

Descarga la aplicación

en google play en google play