Escúchenos en línea

Indígenas panameños en más protestas contra hidroeléctrica

| 5 de Enero de 2008 a las 00:00
Medio centenar de indígenas Gnobe Buglé de Panamá recobraron este sábado su libertad, después de ser reprimidos y detenidos por protestar contra una empresa transnacional que construye una hidroeléctrica en sus tierras. El conflicto en la localidad de Charco La Pava, en la provincia de Bocas del Toro, a unos 600 kilómetros al noroeste de esta capital, adquirió repercusión nacional al trascender denuncias de golpizas a niños y mujeres que participaban en la manifestación. Testigos de la represión por parte de fuerzas policiales antimotines dijeron que un manifestante fue desnudado y golpeado, patearon a un menor y lo hirieron en una ceja, y hasta mujeres embarazadas fueron apresadas. La Policía Nacional divulgó este sábado un comunicado en el que acusa a los indígenas de obstruir el libre flujo vehicular y el tránsito de la vía que conduce al proyecto de construcción de la Hidroléctrica Chan 75, que realiza la empresa AES Changuinola Añadió que los antimotines actuaron en cumplimiento de una resolución emitida el pasado 29 de diciembre por la Corregiduría de Valle Riscó, Distrito de Changuinola. La nota policial admitió que en la manifestación participaron ocho mujeres, 12 niños y cuatro niñas. Añadió que moradores y organizaciones foráneas quiere mantener un control unilateral de las áreas de construcción, que alegan fueron indemnizadas y fueron declaradas por el gobierno de utilidad pública y social para beneficio eléctrico del país. Willy Ábrego, integrante del grupo indígena, dijo a la prensa que la empresa AES Changuinola entregó casas a los que accedieron reubicarse, pero no les ha dado un documento o títulos de propiedad, y por eso la mayoría regresó a sus tierras. Genaro Palacios, otro de los líderes de la protesta, anunció que seguirán la lucha hasta lograr una solución garantizada por las autoridades nacionales.

Descarga la aplicación

en google play en google play