Escúchenos en línea

Hay 600 mil armas en poder de civiles en El Salvador

Diario Co-Latino y ACAN-EFE. Desde San Salvador | 10 de Agosto de 2006 a las 00:00
Las estadísticas que maneja el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), advierten que en El Salvador hay más de 400 mil armas de fuego en manos de civiles, pero según fuentes legislativas, el número es superior a 600 mil. Esa es la información proporcionada en el marco del Foro Regional de Intercambio de Experiencias en Prevención y Control de Armas de Fuego. Este es un llamado de alerta para que las autoridades pongan atención y hagan cumplir la normativa legal existente. Para Elizardo Lovo, presidente de la Comisión de Seguridad Pública, de la Asamblea Legislativa, es suficiente para que el Ejecutivo piense en decretar un Estado de Emergencia. "Para pone en cintura a muchos", opinó, el legislador. Lovo dice que "son cientos de armas las que se decomisan diariamente, pero vuelven a entrar de Nicaragua, Honduras, Guatemala… y están aquí. Sin equivocarme circulan en manos de la gente civil alrededor de 600 mil armas de fuego. Hay un ejército armado", comentó. A esta situación, dijo hay que agregarle la existencia de 26 mil hombres que trabajan en empresas de seguridad privada. "Y la PNC sólo tiene 16 mil agentes, y de esos sólo 5 mil 300 que trabajan en turnos de ocho horas", dijo. Marcela Smutt, oficial del programa sociedad sin violencia del PNUD, aseguró que "hay un aproximado de 450 mil armas de fuego". Smutt reiteró que de acuerdo a las estadísticas y los estudios realizados, en el país "las armas de fuego tienen un impacto en el incremento de los índices de violencia letal. Se dice muchas veces que las armas de fuego son un elemento de precaución pero estudios nos muestran como una persona cuando intenta defenderse con un arma de fuego tiene tres veces más posibilidades de salir herida o muerta… que una persona que no tiene como defenderse". Las últimas datos del Instituto de Medicina Legal y Unidad de Estadísticas Forenses, revelaron recientemente que de un total de 1873 homicidios cometidos entre enero a junio de este año; 1499, es decir el 80.03%, fueron con armas de fuego. La Ley de Armas, en El Salvador, restringe la portación de armas en lugares públicos, un instrumento considerado legal por organismos internacionales como el PNUD y la misma Asamblea. Sin embargo, el diputado Lovo considera que es necesario que el Ejecutivo ejerza un mayor control en la ciudadanía y sobre todo que haga cumplir la Ley. Ástor Escalante, viceministro de seguridad ciudadana, no descarta medidas extremas, aunque reiteró que en estos momentos las soluciones a este problema y la delincuencia en general, se podrían solventar en la medida que todos los sectores colaboren.

El Salvador entre países más violentos región, según el PNUD

El Salvador registra un promedio de doce homicidios diarios en este año, situación que le convierte en uno de los países más violentos de América Latina e impacta en la economía y en la calidad de vida de la población. Así lo informó este jueves el representante en El Salvador del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Peter Grohmann, al inaugurar en un hotel de San Salvador el "Foro Regional de Intercambio de Experiencias en Prevención y Control de Armas de Fuego", que concluirá mañana. Grohmann dijo en su discurso que la violencia es un problema complejo en el que inciden diversos factores, entre los que destacó una enorme cantidad de armas en manos de civiles. "En El Salvador en lo que va del año han muerto un promedio de doce personas diarias como producto de la violencia. De éstas diez han sido asesinadas con armas de fuego", afirmó el representante del PNUD, al indicar que la situación tiende a aumentar. Según el Instituto de Medicina Legal, entre enero y junio pasados un total de 1.873 personas fueron asesinadas en el país, 1.499 con armas de fuego, lo cual representa el 80 por ciento. De acuerdo con la policía y otras fuentes oficiales, la cifra de homicidios en julio pasado ascendió a 357. En 2004 las autoridades registraron 2.760 homicidios y 3.747 el año pasado. Grohmann indicó que sólo durante las fiestas patronales de San Salvador, del 1 al 6 de agosto, fueron asesinadas 109 personas, el 86 por ciento con armas de fuego. "A la luz de estas dramáticas cifras la pregunta que surge es que pasaría en El Salvador si hubiera una ley de armas más restrictiva. Una mayor fiscalización por parte de las instituciones y una menor disponibilidad de armas de fuego en manos de civiles", expresó. Desde hace más de una década en El Salvador las armas de fuego se venden libremente, a pesar de que el país acababa de terminar con una guerra civil que causó más de 75.000 muertos, 8.000 desaparecidos y 12.000 lisiados. Además, existen cerca de un centenar de agencias de seguridad privadas con unos 19.000 hombres, cifra superior a los agentes de la Policía Nacional Civil (PNC). Grohmann dijo que el PNUD ha desarrollado un plan piloto de prevención de la violencia y control de las armas en el municipio de San Martín, 18 kilómetros al este de San Salvador, donde los casos han disminuido al reducirse la tendencia de armas en la población. El representante del PNUD afirmó que la violencia y la proliferación de armas "tienen también consecuencias en la calidad de vida de los salvadoreños y un marcado impacto en la economía y el desarrollo del país". Informó de que los costes "se estiman en un 11,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), cifra superior en más del doble a los presupuestos destinados a la educación y salud". Añadió que "para toda la sociedad acarrea costes directos e indirectos, no incentiva la inversión de capital y tiene un impacto evidente en la económico, la gobernabilidad y el desarrollo humano". Grohmann dijo que desde hace ocho años el PNUD ha insistido ante distintos sectores salvadoreños en que el primer paso para reducir la violencia es prohibir la tenencia de armas a civiles. En el foro, patrocinado también por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), participan representantes de distintos sectores de la sociedad salvadoreña y seis expertos latinoamericanos en materia de prevención de violencia y control de armas han sido invitados como conferenciantes.

Descarga la aplicación

en google play en google play