Escúchenos en línea

Activista guatemalteca demandan en ONU más oportunidades para mujeres

Naciones Unidas. Agencia PL | 17 de Marzo de 2018 a las 11:37

La activista guatemalteca por los derechos de las mujeres indígenas, Otilia Lux, destacó la necesidad de contar actualmente con mayores oportunidades de crecimiento político, económico y social para avanzar en el camino de la igualdad de género.

Ahora las mujeres de diversas latitudes confluyen en Naciones Unidas en la 62 Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW según sus siglas en inglés), presentan sus propuestas y son escuchadas por actores políticos de todo el mundo, dijo a Prensa Latina.

Cuando finalice el evento, se adopta una resolución que recoge una serie de compromisos, los cuales se trasladan a los Estados miembros de la ONU, sin embargo la implementación de esas acciones resulta bastante difícil ya sea por motivos políticos o financieros, observó.

Esta vez, recordó, la CSW presta especial atención a las mujeres rurales y sus problemáticas.

Muchas de ellas todavía no tienen acceso al agua corriente, otras tantas no cuentan con infraestructura suficiente para distribuir los productos de su trabajo y hay quienes ni siquiera pueden tener el título de propiedad de la tierra que labran, denunció.

Precisamente, estas son algunas de las demandas presentadas en la CSW, además de la necesidad de que cuenten con servicios de salud y educación, añadió la activista guatemalteca.

Las mujeres experimentan mucha mayor carga laboral que los hombres: atienden las tareas domésticas, son las cuidadoras de sus hijos y familiares y las hacedoras de los alimentos, expresó.

Además, agregó, las indígenas hemos contribuido a preservar la sabiduría y conocimientos ancestrales de nuestros pueblos y mantener la conexión con la Madre Tierra.

Según Lux, no se trata solo de exigir respeto hacia los derechos de la mujeres indígenas y rurales, sino de exigir mayores posibilidades de acceso a la tierra y acciones concretas para acabar con la conflictividad en los territorios.

Hay que fomentar una cultura de igualdad, eliminar el machismo imperante y poner fin a cualquier tipo de violencia contra la mujer para que todas podamos disfrutar de una vida digna, recalcó.

En ese sentido, todavía se necesitan legislaciones más fuertes para evitar la violencia y la explotación sexual de mujeres, adolescentes y niñas, así como acciones concretas encaminadas a prevenir esos flagelos, subrayó.

La activista maya-quiché abogó por el desarrollo de políticas públicas de salud, educación, empleo y salario justos, maternidad, producción, seguro social y participación que beneficien a las mujeres.

Uno de los temas más importantes debatidos en la CSW es el de la soberanía y la seguridad alimentaria. Todo lo cual pasa por la defensa del medio ambiente y el respeto a la tierra, detalló.

También insistió en que las mujeres deben participar en el diseño e implementación de políticas públicas y en la importancia de desarrollar enfoques diferenciados para las indígenas, las afrodescendientes, las discapacitadas... con el propósito de diversificar las estrategias.

A juicio de Lux, espacios como la CSW permiten dar seguimiento a la Plataforma de Acción de Beijing 2020 y ponen de relieve la necesidad de una mayor interacción entre los organismos internacionales, los gobiernos, las instituciones y la sociedad civil.


Descarga la aplicación

en google play en google play