Escúchenos en línea

Afirman que 88% de economía de El Salvador se basa en el consumo

San Salvador. estrategiaynegocios.net | 25 de Marzo de 2018 a las 09:55

El Salvador estrenó un nuevo Sistema de Cuentas Nacionales el cual dibuja un panorama distinto sobre el desempeño de la economía del país más pequeño de Centroamérica.

El país pasó de medir su economía con el año base 1990 y lo actualizó a 2005, el cambio representa un enorme ajuste ya que incorpora elementos que la metodología previa dejaba por fuera, como la migración, el cambio en el ritmo de crecimiento de la población y de la matriz productiva, por ejemplo, el nuevo método, revela un fuerte descenso en la producción agrícola, una mayor integración de la producción textil y el asentamiento de rubros como los centros de llamadas, parte de un enfoque de la economía basada en servicios.

Así, la estimación del Producto Interno Bruto (PIB) de El Salvador es de US$24.805,44 millones para el cierre de 2017, 11% menos de lo que se calculaba con el antiguo sistema.

La actualización, sin embargo, llega acompañada de la polémica debido a que el proceso de actualización de las cuentas nacionales fue largo. Se comenzó a trabajar en ello en 2011 y su presentación ocurre siete años después.

Asimismo, los resultados son coherentes con un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) en 2016 que indicaba que el tamaño de la economía, para ese entonces, era 14,7% menos a lo estimado. Dato corroborado en la presentación que hizo sobre la metodología el Banco central de Reserva (BCR).

Óscar Cabrera, presidente del BCR, recalcó que la adopción de un nuevo sistema de cuentas nacionales no implica cambios en la economía (ni se es más pobre, ni se debe más), solo se cuenta con un mejor registro. Sin embargo, los datos, como el de deuda mantienen cambios con relación al PIB.

El porcentaje de la deuda del Sector Público No Financiero y pensiones se estima para 2017 en 70,5 % con relación al PIB y no del 62% como se calculó con la metodología antigua, mientras que la carga tributaria saltó hasta el 17,77 % (contra el 15,78 estimado) y se encuentra ya sobre el promedio de Latinoamérica.

Cabrera explicó además que el nuevo sistema ofrece grandes ventajas para medir la actividad económica, ya que por ejemplo permite medir los precios de forma más dinámica, comparándolas con el año anterior, contra el anterior que fijaba los valores en 1990, lo que en parte provocó los desfases.

Oscar Ortiz, vicepresidente de la República y recien noombrado Secretario Técnico de la Presidencia, valoró que este esfuerzo por modernizar el sistema de cuentas, permitirá tener una fotografía más fiel sobre el desempeño de la economía e hizo la analogía que era como ajustar la graduación de los lentes y ayudará a tener más certeza y predictibilidad sobre el rumbo de la economía.

Una de las cualidades del nuevo sistema de cuentas nacionales de El Salvador es que ya no solo permitirá medir a la economía por la oferta, desde ayer se agrega demanda e ingresos.

En este último punto se dibuja el enorme peso que tiene en la economía el consumo. De acuerdo con información del BCR, el consumo final de hogares representa el 85,7% del PIB. Cabrera explicó que el consumo total tiene un peso del 88%.

Asimismo, la actualización detalla que alrededor del 15% de la economía se sustenta en la economía informal, un dato del que no había registro claro en la medición anterior.

"Una de las fortalezas del nuevo sistema de cuentas es que incorpora dentro del cálculo una mejor medición del sector informal, los trabajadores por cuenta propia -dentro del PIB- por primera vez tenemos un dato y es cercano al 15%. Antes no teníamos una medición de los trabajadores por cuenta propia. Otro subproducto que se va a poder consultar en la página web se llama matriz de ocupación: sorpresa, son los hogares los que están generando mayor ocupación en El Salvador", dijo el presidente del BCR.

Las políticas implementadas en los últimos 28 años y el cambio en la dinámica económica mundial también han provocado cambios radicales en la matriz productiva salvadoreña, por ejemplo el peso del agro en el PIB pasa del 17,1% en 1990 hasta el 5,9% en 2014, mientras que -en el mismo período- industria y manufacturas pasó del 22,1% al 16,1%, en cambio el sector servicios avanza en la dirección contraria ya que pasó del 60,8% y escaló al 69,3%.

Estos resultados están ligados poderosamente con el peso de las remesas (que al cierre de 2017 escalaron hasta los US$5.000 millones) y al surgimiento de industrias como la de los call centers.

El sistema de cuentas nacionales destaca rubros puntuales que han aparecido en las últimas décadas como comercio y reparación de vehículos, información y comunicaciones, financiera y de seguros y la de transporte y almacenamiento que representan 11,9%, 4,6%, 6% y 4,6% del PIB, respectivamente.

Los costos de invertir en El Salvador

El nuevo método también dibuja con claridad un reclamo que los industriales han remarcado en los últimos años: producir en El Salvador es caro.

Durante la presentación que hizo Edgar Rolando Cartagena, gerente de Estadísticas Económicas del BCR, destacó que el costo de producir en el país pasó de 36, % con la metodología anterior hasta un 46,3% con la actualización.

A la luz de los nuevos datos, en los que se tuvo el acompañamiento del Banco Mundial, la Cepal y el Fondo Monetario Internacional (FMI), esta última entidad dará a conocer esta semana los resultados de la evaluación de la economía que desarrolló una misión de expertos de la entidad a inicios del año.

El resultado del informe será clave ya que la reconfiguración del peso de deuda e impuestos con relación del PIB hará cambios en las recomendaciones sobre acciones concretas para garantizar el buen desempeño de la economía, en especial en el tema de deuda y gasto público.

Con el nuevo sistemta de cuentas nacionales, el BCR estima que la economía de El Salvador crecerá 2,5% en 2018 y 2,4% para 2019 y 2020, si bien se hicieron las correcciones al alzaguen siendo los más bajos para la región centroamericana.


Descarga la aplicación

en google play en google play