Escúchenos en línea

Alerta roja en 6 penales salvadoreños previendo fugas

ACAN-EFE. Desde San Salvador. | 15 de Enero de 2008 a las 00:00
Al menos seis centros penales salvadoreños se mantienen bajo "alerta roja administrativa" en prevención de fugas y actos de violencia entre los reos, que a nivel nacional ascienden a 18.000, informó este martes una fuente oficial. El director general de Centros Penales, Gilbert Cáceres, informó de que la medida se ha impuesto desde agosto de 2007 en la mayoría de los 18 centros penales del país, debido a problemas de violencia y desórdenes causados por los detenidos, pero en algunos se ha levantado y en otros se mantiene "aún hasta esta mañana". Entre los últimos, Cáceres mencionó las penitenciarías de San Francisco Gotera y Ciudad Barrios, en los departamentos orientales de Morazán y San Miguel, respectivamente, así como de la Chalatenango, en el departamento norteño del mismo nombre. Asimismo, en las de Cojutepeque, en el departamento central de Cuscatlán, y Quezaltepeque y Apanteos, en los departamentos de La Libertad y Santa Ana, al oeste del país. Otra fuente del sistema carcelario explicó a Acan-Efe que la "alerta roja administrativa" obliga al personal de vigilancia a turnos laborales de mayor tiempo para reforzar la seguridad, con apoyo de la policía nacional; registros más minuciosos para el ingreso de visitantes y limitaciones en horarios de visitas. "Prácticamente desde agosto tenemos el sistema penitenciario en alerta roja administrativa, ya que tenemos información de problemas al interior de los penales, todas las semanas hemos estado valorando eso y no podemos bajar esa alerta", expresó Cáceres en una entrevista con la estatal Radio El Salvador. Reconoció que el mayor problema del sistema carcelario es el hacinamiento y las condiciones inadecuadas de las instalaciones existentes, ya que las cárceles en forma conjunta tienen capacidad para unas 8.000 personas. Según las estadísticas oficiales, en la actualidad existen 3.295 reos más que a diciembre de 2006. Cáceres dijo que para este año se ha previsto la remodelación de varios centros penales y la construcción de al menos tres, además de una mayor capacitación al personal que trabaja en el sistema para impulsar mejores programas de prevención de violencia y rehabilitación de los presos. Según dijo el funcionario, "el hacinamiento y el ocio carcelario" es el caldo de cultivo para que las cárceles se conviertan en "escuelas del crimen", ya que incluso se ha descubierto que desde las mismas se planifican muchos delitos, incluso secuestros. "Estamos trabajando para ver medidas de reducir el ocio carcelario y la consigna que tenemos es que los internos no estén ningún minuto sin hacer nada".

Descarga la aplicación

en google play en google play