Escúchenos en línea

Ampliar canal seco hondureño obliga a reubicar a 153 muertos

ACAN-EFE. Desde Tegucigalpa. | 16 de Enero de 2008 a las 00:00
La ampliación de una carretera en el centro de Honduras afectará parte de un cementerio, lo que ha obligado al traslado de los restos de 153 personas en el mismo camposanto, informó este miércoles una fuente oficial. Un portavoz de la Secretaría hondureña de Obras Públicas, Transporte y Vivienda (Soptravi) indicó a periodistas que los primeros quince restos fueron extraídos del cementerio de la comunidad de Ojo de Agua, departamento central de Comayagua. La decisión ha causado mucha consternación entre los familiares de los difuntos, porque algunos han recordado el día en que los sepultaron. Las autoridades de la Soptravi prevén que la remoción de restos humanos finalice dentro de diez días. Las cajas mortuorias serán sepultadas en otro sector del mismo cementerio, que será afectado por un tramo carretero conocido como el canal seco, que permitirá agilizar el tráfico terrestre entre el sur, centro y el norte de Honduras. El canal seco favorecerá principalmente el comercio de Nicaragua y El Salvador, que tendrán una vía alterna que evitará que ingresen a Tegucigalpa para llegar a Puerto Cortés, en el Caribe hondureño. La ampliación de la vía en las cercanías de la ciudad de Comayagua, departamento del mismo nombre, tiene una longitud de 12 kilómetros. El cementerio de Ojo de Agua data de hace unos 40 años y en algunos casos no ha sido posible identificar los restos removidos ayer porque en sus tumbas no había una cruz con su nombre. Algunos de los vecinos de Ojo de Agua tienen varios familiares enterrados en el mismo cementerio, según sus relatos a periodistas de medios locales.

Descarga la aplicación

en google play en google play