Escúchenos en línea

Crecen conflictos por proyecto hidroeléctrico panameño

Adital. Desde Ciudad de Panamá. | 16 de Enero de 2008 a las 00:00
La Alianza para la Conservación y el Desarrollo de la República do Panamá denunció ante la Procuraduría General de la Nación la violación a los derechos humanos y constitucionales de indígenas que habitan el Bosque Protector de Palo Seco ante el proyecto hidroeléctrico da AES Changuinola, en Bocas del Toro. En misiva, firmada por Ariel Rodríguez Vargas, secretario de Asuntos Ambientales, se afirma que se trata de un área protegida y que no hay autorización ninguna para que pueda ser explotada, bajo ninguna ley. "Lo que se está cometiendo allí es crimen ecológico y arqueológico y una clara violación a los derechos humanos", afirma el secretario. La Alianza propone que la Procuraduría envíe un equipo al local para que tome conocimiento de lo que realmente se pasa con los pueblos Ngobes - los más afectados por el proyecto hidroeléctrico. Según denuncia, desde el día 9 de enero de 2008 unas 25 unidades policiales han ingresado junto con la compañía constructora CCW, contratista de AES Changuinola, a Charco La Pava y Valle del Rey en el Río Changuinola, área protegida del Bosque Protector de Palo y área con asentamientos indígenas previos a que estas áreas fueran declaradas áreas protegidas y concesionadas para desarrollos hidroeléctricos. De acuerdo con la misiva, sigue la militarización en el área, pues otro grupo de policiales armados tendría ingresado en la zona. La preocupación mayor es que no se sabe al cierto lo que ocurre en la zona. Se teme que por la integridad física y la vida de los indígenas y lugareños que están siendo desplazados a la fuerza por la empresa El documento responsabiliza por omisión ante la situación a la Defensoría del Pueblo (por sus acciones nulas y tenues); a la Administración General del Ambiente (por dar concesiones ilegales en áreas protegidas); al Gobierno de Bocas del Toro (por la autoridad ejercida a través de la fuerza policial del Estado); a la Alcadía de Changuinola (por permitir la persecución y encarcelamiento de los indígenas), a la Policía Nacional de Changuinola (por el abuso del poder) y a los propietarios de la empresa hidroeléctrica. El último día 9 de enero, varios indígenas realizaron una manifestación en contra del proyecto. Rutas fueron bloqueadas por una hora y media. Los conflictos han se acentuado en este mes y muchos indígenas fueron detenidos. Elles exigen que sus derechos sean respetados y que se tenga diálogo con las autoridades panameñas para tratar del tema. La empresa AES intenta la construcción de cinco proyectos hidroeléctricos en la Cuena del Río Changuinola.

Descarga la aplicación

en google play en google play