Escúchenos en línea

Más fiscales hondureños en la mira por extorsión

LaPrensa.com. Desde Tegucigalpa. | 19 de Enero de 2008 a las 00:00
Tres fiscales del Ministerio Público están en la mira por el cohecho en contra un maderero olanchano, entre ellos miembros de la Asociación de Fiscales. El pasado jueves, la Fiscalía contra la Corrupción interpuso acusación en contra de la fiscal del Ambiente, Johana Carolina Espinal. La funcionaria fue capturada in fraganti, a inmediaciones del aeropuerto Toncontín, por agentes y fiscales contra el Crimen Organizado. Los agentes actuaron a raíz de una denuncia de un maderero que asegura que la fiscal le pedía 1.3 millones de lempiras a cambio de entregarle unas facturas originales de corte de madera. La Fiscalía y la DGIC señalan que Espinal no actuó sola. En el hecho participaron tres fiscales más, quienes también fueron filmados cuando llegaron en el vehículo a reclamar el dinero, son dos hombres y una mujer, informó una fuente ligada al Ministerio Público. Elementos de prueba existen, los que serían suficientes para interponer una acusación en la próxima semana, añadió. Entre los tres fiscales investigados se encuentra una que forma parte de la junta directiva de la Asociación de Fiscales de Honduras, quien no ha sido vista en la Fiscalía desde que Espinal fue capturada, aparentemente es quien habría planificado todo para extorsionar al maderero. Los otros laboran en otras dependencias del MP. La Fiscalía analiza la posibilidad de pedir en el requerimiento que se libre una orden de captura contra los nuevos sospechosos. Los parientes de cuatro jóvenes universitarios muertos en junio del año anterior pidieron al Ministerio Público investigar a la fiscal Johana Carolina. Cuando Espinal laboraba en la Fiscalía de Delitos Comunes se le asignó conocer el caso de la muerte por atropellamiento de los jóvenes universitarios Mario Gustavo Flores, Keidin David Cruz, Joselyn Anahí Ochoa y Xiomara Argüello Zelaya, quienes fueron embestidos por un vehículo conducido por Miguel Humberto Flores. Tras realizar una investigación, la fiscal acusó a Flores por el delito de homicidio culposo, cuando los familiares y sus apoderados pedían el delito de homicidio simple, que contempla una pena de hasta 20 años de reclusión, sancionado hasta cinco años de cárcel, lo que les creó dudas de la objetividad de la fiscal. "Ahora tenemos más claro lo que sucedió en la audiencia inicial, cuando la fiscal prácticamente abandonó nuestro caso", manifestó Sagrario Molina, madre de Joselyn. La fiscal Johana Espinal fue trasladada al Primer Batallón de Infantería, donde permanecerá recluida como medida de detención judicial. El ex fiscal del Ambiente, Juan Francisco González Euceda, también fue acusado el año pasado por suponerlo autor de los delitos de cohecho y abuso de autoridad en contra de un maderero. Por este caso tiene un auto de prisión con medidas sustitutivas. También en otra ocasión fue acusado por el delito de violación de los deberes de los funcionarios. González fue destituido del cargo de coordinador de la Fiscalía del Ambiente por estos requerimientos en su contra.

Descarga la aplicación

en google play en google play