Escúchenos en línea

Saca y Zelaya inauguran construcción Puente de la Amistad

ACAN-EFE. Desde San Salvador. | 24 de Enero de 2008 a las 00:00
Los presidentes de El Salvador, Elías Antonio Saca, y de Honduras, Manuel Zelaya, dieron luz verde este jueves a la construcción de un puente en la frontera común de El Amatillo, a un coste de 11.5 millones de dólares donados por Japón. El Puente de la Amistad Japón-Centroamérica, que tendrá 170 metros de largo y 14 metros de ancho, así como obras de protección de las riberas del río Goascorán, será construido a unos 725 metros al sur de la estructura actual y se prevé que los trabajos queden concluidos en enero de 2010. Saca manifestó en su discurso que el nuevo puente es una muestra de la integración centroamericana y, especialmente, de la amistad que une a El Salvador y Honduras, así como de la brindada por Japón a la región. "Con la construcción de este puente estamos enviando un mensaje de compromiso con el cumplimiento de los grandes objetivo de integración que promovemos los presidentes de Centroamérica, con ello favoreceremos el desarrollo de nuestra gente", expresó Saca. Agregó que cuando El Salvador y Honduras delimitaron sus fronteras -con base en el fallo de la Corte Internacional de Justicia de septiembre de 1992 - se hizo para cumplir un mandato legal, pero "el fondo es que las establecemos para que desaparezcan definitivamente en Centroamérica". Los dos países libraron una centenaria disputa por sus límites fronterizos que incluso les llevó a un enfrentamiento armado, en 1969. Saca expresó que "aquellos pensamientos de encerrarnos en nuestras patrias terminaron, aquellas mentes calenturientas que piensan que hay que vivir en un pleito permanente por temas limítrofes eso gracias a Dios está perdiendo terreno". Indicó que los incidentes entre pescadores artesanales de ambos países y de Nicaragua en la zona del Golfo de Fonseca, que comparten los tres países, son resueltos en forma amistosa entre los gobiernos. Remarcó que la integración "es la conveniencia" para los pueblos centroamericanos en busca de la superación de la pobreza y el logro del desarrollo y que negarla "es ir en contra de la corriente mundial". Por su parte, Zelaya dijo en su discurso que gobernar una nación significa un proceso de permanente de toma de consciencia sobre los diferentes problemas de un país para resolverlos y que el desarrollo "es el proceso de poder integrar diferentes círculos de nacionales hacia una ruta cada más competitiva". Insistió en que la integración "es la única forma de enfrentar los problemas, resolverlos y salir adelante y por eso estamos aquí en este acto, iniciando un proyecto de integración entre dos naciones", con una "aportación valiosa" de Japón. Zelaya dijo que el nuevo puente es una obra de infraestructura "importantísima para los procesos comerciales, para unirnos con el transporte con las comunidades de estas dos regiones tan importantes para Centroamérica". Posteriormente, en una rueda de prensa, Saca dijo que la construcción del Puerto La Unión en su país, en el Golfo de fonseca, que estará terminado hacia finales de este año, contribuirá al desarrollo de ambos países y de la región centroamericana. El puerto se construye con un apoyo financiero de 200 millones de dólares de parte de Japón. Ambos mandatarios aseguraron que las obras son compromisos de los estados y que trascienden a los cambios de gobiernos. Saca recordó que junto con Zelaya y el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, han suscrito un acuerdo para desarrollar el Golfo de Fonseca mediante un condominio, conforme al fallo del tribunal de La Haya. Al acto asistieron los embajadores de Japón en Honduras, Osamu Shiozaki, y en El Salvador, Shisei Kaku, así como altos funcionarios de ambos naciones centroamericanas.

Descarga la aplicación

en google play en google play