Escúchenos en línea

Suprema y Fiscalía salvadoreñas pelean por jueces corruptos

ACAN-EFE. Desde San Salvador. | 25 de Enero de 2008 a las 00:00
La apertura de procesos judiciales contra cuatro jueces por parte de la Fiscalía General de El Salvador le ha enfrentado a la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que ha reaccionado descalificando su procedimiento. El fiscal general, Félix Garrid Safie, reiteró este viernes sus acusaciones de "prevaricato" (aplicación arbitraria de la ley cuando existen evidencias probatorias de delito) contra los jueces Astrid Torres, Luis Reyes Deras, David Posada y Roberto Antonio Ramírez, como resultado de supuestos actos de corrupción. "Tengo evidencias suficientes de que se han cometido actos irregulares", expresó Safie en una entrevista con Telecorporación Salvadoreña, al indicar que sus solicitudes a la CSJ para que retire el fuero a los funcionarios se basan "en hechos reales, documentados". La CSJ se reunió en pleno el jueves para analizar el caso y, según una fuente de ese órgano, resolvió "prevenir" a la Fiscalía sobre "inconsistencias" en sus solicitudes, desde cuestiones formales de presentación de los documentos, como utilizar fotocopias en lugar de originales, hasta "aspectos de fondo que se podrían revertir en su contra". Agregó que el proceso para analizar si procede o no el desafuero en contra de los jueces no puede iniciarse hasta que la Fiscalía solvente las observaciones, que le serán remitidas oficialmente este viernes. Safie pide el desafuero contra Torres, Reyes y Posada, quienes ejercen en la ciudad de Santa Tecla, cabecera del departamento de La Libertad, y Ramírez, en la ciudad de Apastepeque, departamento de San Vicente. Torres es Jueza de Vigilancia Penitenciaria y es acusada de haber decretado, en febrero de 2006, libertad para un condenado a diez años de cárcel por homicidio tres meses después de haber sido impuesta la sentencia en juicio. Según explicó Safie, la jueza aplicó su resolución con base en un Código Penal ya derogado, el cual permitía disminuir las condenas de prisión restando el tiempo que el imputado había permanecido detenido antes de ser vencido en juicio. Reyes Deras, Juez Primero de Paz, es cuestionado por haber dejado en libertad, en agosto de 2005, a tres acusados de falsificar dinero, mientras que el Juez Primero de Instrucción, David Posada, es señalado de liberar a una banda de contrabandistas de queso. Entretanto, Ramírez, juez de Apastepeque, es acusado por la Fiscalía de haber "recibido sobornos en más de una ocasión". Safie declaró que "ya es el momento oportuno para que el Órgano Judicial, en respeto a los buenos elementos, en respeto a la transparencia que se le debe a toda la ciudadanía y a las autoridades proceda" contra los acusados. "No se trata de una cacería de brujas", afirmó, y dijo que si sólo se lograra el primer paso, el desafuero, "yo creo que sólo eso sería un buen mensaje de que el Órgano Judicial está empeñado en asegurar una buena calidad en la administración de justicia". La Fiscalía también ordenó esta semana la captura de Adrián Menéndez Cabezas, ex Juez de Paz de San Francisco Menéndez, en el departamento occidental de Ahuachapán. Menéndez Cabezas, quien fue destituido por la Corte Suprema de Justicia en julio de 2006 por irregularidades en varios procesos que tuvo a su cargo, fue detenido bajo cargos de "prevaricato". Safie dijo que la Corte no lo procesó penalmente, a pesar de que existían pruebas de que "cobraba a través de un defensor 5,000 dólares para liberar a un acusado de violación" de una niña de 12 años. El abogado Víctor Manuel Melgar fue detenido por el mismo caso de la menor violada.

Descarga la aplicación

en google play en google play