Campesinos pedirán renuncia de guatemalteco, Jimmy Morales

Ciudad Guatemala. Agencia PL | 12 de Junio de 2018 a las 08:50

El Comité de Desarrollo Campesino de Guatemala (Codeca) anunció este martes protestas para exigir la renuncia del presidente, Jimmy Morales, y el esclarecimiento de varios asesinatos de sus líderes en las últimas semanas.

En un llamamiento divulgado a través de su twitter, Codeca reclamó justicia ante la muerte en solo un mes de siete integrantes de organizaciones campesinas y de derechos de los pueblos indígenas.

La marcha saldrá de los puntos Obelisco, El Trébol, Metronorte y Periférico, y tiene como propósito 'exigir justicia por el asesinato de los compañeros y pedir la salida de Morales', anunció Efraín Chávez, dirigente del grupo.

Los campesinos solicitan investigar y esclarecer los decesos de Luis Marroquín, Alejandro Hernández, Florencio Pérez y Francisco Munguía, este último el caso más reciente.

Munguía, vicepresidente comunitario de la aldea Divosadero, Santa María Xalapán, Jalapa, fue atacado a machetazos por desconocidos sin que se tengan mayores detalles.

Codeca exigirá, además, la renuncia de los diputados, señalados de corruptos por la organización, que propone 'instaurar un proceso de Asamblea Nacional Constituyente, Popular y Plurinacional ante el Estado fallido de tener un gobierno inepto'.

Entre su demandas figuran recuperar los servicios y bienes comunes privatizados (yacimientos mineros, hidrocarburíferos, espectro radioeléctrico y agua), revocatoria de mandato para los representantes electos por voto popular y consulta para la aprobación o desaprobación de leyes.

Asimismo, proponen una iniciativa legislativa ciudadana, la restitución de los territorios ancestrales a los pueblos indígenas y recuperar y garantizar el uso del 60 por ciento de las tierras cultivables del país para la producción de alimentos.

Este año la relatora de los derechos de los pueblos indígenas de la Organización de las Naciones Unidas, Victoria Tauli-Corpuz, visitó Guatemala, donde expresó su preocupación por los ataques y atrasos en procesos legales contra líderes campesinos.