Escúchenos en línea

Hondureña llora para no entregar lagartos mascotas

ACAN-EFE. Desde Tegucigalpa. | 29 de Enero de 2008 a las 00:00
Dos cocodrilos que dos familias hondureñas tenían como mascotas tendrán en los próximos días un nuevo hábitat por disposición de la Fiscalía del Ambiente, que ha salido al rescate de los reptiles, que han vivido en piscinas. Tan inusual caso se ha registrado en dos casas particulares de Choloma, departamento de Cortés, en el Caribe de Honduras, donde personal de la Fiscalía del Ambiente, cazadores y agentes de la Dirección General de Investigación Criminal, procedieron al rescate del primer cocodrilo, informó este martes la prensa local. El propietario del cocodrilo rescatado el lunes es Marco Antonio Dubón, quien dijo a las autoridades que el animal se lo regalaron hace unos dos años. Dubón, de 33 años de edad, indicó que el reptil, al que le puso por nombre "Mitchel", mide 1.20 metros y que lo ha venido alimentando con pescado y carne de res. El propietario de "Mitchel" acató la decisión de la Fiscalía, lo que no ocurrió con Luduvina Oseguera, quien se opuso a que su mascota "Pancho", de dos metros de largo, fuera llevado a otro sitio. Luduvina y uno de sus hijos, de 10 años, lloraron ante las autoridades para que no se llevaran a "Pancho", porque aseguran que lo tienen desde que estaba recién nacido. Oseguera expresó que cuando le dijeron que tiene que entregar a "Pancho", sintió "como que me querían arrancar a uno de mis cuatro hijos". En la casa de Oseguera viven cuatro niños y cinco adultos, y según ella, "Pancho" nunca ha representado peligro para nadie. Añadió que a su mascota la alimenta con unos siete kilos de pollo a la semana. La Fiscalía del Ambiente no pudo rescatar ayer a "Pancho", pero le advirtió a Luduvina que dentro de una semana irán por él, porque representa un peligro como mascota.

Descarga la aplicación

en google play en google play