Escúchenos en línea

Nueva muerte de intoxicados desata protesta de víctimas

ACAN-EFE. Desde Ciudad de Panamá. | 30 de Enero de 2008 a las 00:00
Una nueva muerte entre los intoxicados por la ingesta de dietileneglycol ha desatado la protesta del Comité de familiares de víctimas contra el informe presentado este miércoles por las autoridades sobre el número real de pacientes envenenados. Salvador Broce, de 47 años, tratado por intoxicación por dietileneglycol desde 2007, se convirtió el lunes pasado en la víctima número 115 del veneno, confundido con glicerina pura en la elaboración de medicamentos del sistema público de salud. El informe final sobre el caso presentado por el Instituto de Medicina Legal a la Fiscalía Superior Especial, que lleva la investigación, sostiene que el número de víctimas fatales asciende a 115, incluyendo a Broce, y a 59 enfermos. El coordinador del Comité de víctimas, Gabriel Pascual, explicó a Acan-Efe, sin embargo, que ellos registran a más de 300 fallecidos y cerca de cien sobrevivientes. Según Pascual, el informe es "irresponsable" porque se adelanta a investigaciones que no han concluido. "Aún no se ha dado a conocer públicamente el resultado de todos los análisis hechos a los envases con las medicinas intoxicadas entregadas por los familiares de las víctimas, ni el resultado de las 52 exhumaciones que ha efectuado ese Instituto", precisó Pascual. El Instituto, dijo, ha descartado a una serie de "sobrevivientes" sin hacer análisis y tampoco lo ha hecho la Oficina de Apoyos a la Víctimas, estatal, "porque no funciona desde noviembre". El Comité, que protagonizó anoche una protesta callejera ante el anuncio de la presentación del informe final, se reunirá el jueves para evaluar la posibilidad de adoptar otras medidas de presión. En el informe del Instituto de Medicina Legal panameño, consultado por Acan-Efe, se registran 763 casos, de los que 174 resultaron positivos, 155 ya fallecidos, a fecha del lunes 28 de enero. Entre las razones esgrimidas para descartar los 461 casos clasificados como "negativos", se indica que están "fuera del periodo de estudio, que tomaron o usaron otros medicamentos o que tomaron el medicamento, pero no presentaron signos de intoxicación". Asimismo se señala que se presentaron recetas sin fecha ni identificación clara o que en su expediente clínico no se consignaron los datos de la intoxicación. Sobre las 52 exhumaciones realizadas a supuestas víctimas del veneno, 28 resultaron positivas, por análisis toxicológico (7), y correlativo (8), mientras que otras 16 fueron negativas y otras ocho resultaron "no concluyentes". Por la intoxicación masiva con dietileneglycol, que se detectó a finales de 2006, fueron detenidos varios funcionarios del Seguro Social, el principal sistema estatal de Salud, y representantes de la empresa importadora Medicom, proveedora del contaminante, que, a su vez, culpa a su suministradora española, Rasfer Internacional. El Seguro Social panameño solicitó en el mercado local glicerina pura para elaborar jarabes antitusivos y otros medicamentos para diabéticos y recibió dietileneglycol, un conocido refrigerante de motores, comprado en China. El pasado diciembre, la Fiscalía Superior Especial informó de que se había solicitado asistencia judicial para procesar penalmente a los representantes legales de las empresas chinas "Fortune Way Company" y "Taixin Glycerin Factory", que exportaron la glicerina contaminada a España. Panamá ha solicitado también la extradición para encausamiento de Asunción Criado, gerente de la empresa española Rasfer Internacional S.A.. En Panamá solo permanece detenido Ángel De la Cruz, directivo de Medicom.

Descarga la aplicación

en google play en google play