Escúchenos en línea

Ceremonia maya conmemora masacre en embajada

ACAN-EFE. Desde Ciudad de Guatemala. | 30 de Enero de 2008 a las 00:00
Entre un espeso humo con olor a incienso, los familiares de las 37 víctimas de la masacre en la embajada de España en Guatemala perpetrada en 1980 por las fuerzas de seguridad del Estado, recordaron este miércoles con una ceremonia maya a sus deudos. Esta ceremonia es parte de los actos conmemorativos de aquella matanza, cuyo 28 aniversario se cumple este jueves, cuando está convocada una concentración para protestar además contra la decisión de la Justicia de Guatemala de invalidar la orden de captura con fines de extradición de cinco militares y dos civiles reclamados en España por genocidio. La ceremonia de este miércoles, realizada en las ruinas mayas de Kaminal Juyú, en el sur de la capital guatemalteca, fue organizada por el Comité de Unidad Campesina (CUC). El guía espiritual del CUC, Rigoberto Itzep, invocó a los dioses mayas alrededor de un ceremonial elaborado con velas blancas, amarillas y rojas, ajonjolí y la quema de incienso, puros y azúcar. Itzep comentó que esta actividad fue para recordar la memoria de los "mártires" que murieron calcinados el 31 de enero de 1980, y entre ellos mencionó al principal líder del CUC, Vicente Menchú, padre de la premio Nóbel de la Paz de 1992, Rigoberta Menchú, quien estuvo ausente. Los dirigentes del CUC demandaron castigo a los responsables de esa matanza que fue perpetrada por las fuerzas de seguridad durante el gobierno del general Fernando Romero Lucas, ya fallecido. El 31 de enero de 1980, un grupo de indígenas y campesinos de varias aldeas del departamento noroccidental de El Quiché, apoyados por estudiantes, ocupó la embajada de España en la capital para denunciar la represión en sus comunidades. Las fuerzas de seguridad incendiaron la sede diplomática y quemaron vivos a las 37 personas que se encontraban en su interior, entre ellas tres españoles. Entre las víctimas mortales figuraron el cónsul español Jaime Ruiz del Árbol, el ex vicepresidente de Guatemala Eduardo Cáceres, el ex canciller guatemalteco Adolfo Molina y el padre de Menchú. La masacre continúa impune, y contra uno de los principales responsables, Donaldo Álvarez, quien era el ministro de Gobernación (Interior), la Audiencia Nacional de España ha girado una orden de captura internacional con fines de extradición. Sin embargo, hasta ahora se desconoce el paradero de Álvarez, a quién familiares de las víctimas de la masacre sitúan en Panamá. Las actividades conmemorativas continúan este jueves cuando los familiares de los "mártires" realizarán un plantón frente a la Corte de Constitucionalidad (CC), que en diciembre pasado dejó sin efecto la orden de captura con fines de extradición de cinco militares y dos civiles reclamados en España por genocidio. Se trata de los generales Óscar Mejía Víctores, José Efraín Ríos Montt, Ángel Aníbal Guevara y Benedicto Lucas García, el coronel German Chupina y los civiles Donaldo Álvarez y Pedro García demandados por Menchú en diciembre de 1999 ante el alto tribunal español. La CC consideró que la Audiencia Española no tenía competencia para juzgar a los guatemaltecos. No obstante, las órdenes de detención internacional siguen vigentes fuera de Guatemala, así como los procesos abiertos en España, Canadá y Bélgica, en busca de llevar a la justicia a los responsables del genocidio durante el pasado conflicto armado (1960-1996).

Descarga la aplicación

en google play en google play