Escúchenos en línea

Sistema de salud guatemalteco, a punto del colapso

AFP. Desde Ciudad de Guatemala. | 30 de Enero de 2008 a las 00:00
El sistema de salud de Guatemala, víctima del hacinamiento, la falta de infraestructura, personal y presupuesto, se encuentra a punto del colapso y para revivirlo, el vicepresidente Rafael Espada viaja este jueves a Cuba en busca de ideas. Espada, un experimentado cardiólogo que laboró en el hospital metodista de Houston (Estados Unidos), desde que asumió el cargo hace 15 días, ha realizado varias visitas a los nosocomios para constatar las condiciones precarias en que se encuentran los hospitales. La visita de Espada a Cuba, la primera al exterior, se centrará en estudiar el sistema de salud de la isla para tratar de determinar proyectos que sean factibles en este país centroamericano, según su oficina de prensa. El propio funcionario desveló hace unos días la situación general de la red hospitalaria al visitar el Hospital Rooselvet, de la capital: "hay muchas limitaciones, es lo que me sospechaba (...). Estamos a mil años luz de lo que deberíamos estar", lamentó. Entre las dificultades que ha encontrado durante su inspección resaltan la saturación de pacientes, falta de higiene, y escaso personal médico para atender a los internos y emergencias, así como para consultas externas. A la crisis puede sumarse otra dificultad, la falta de abastecimiento de medicamentos, pues en febrero termina el contrato con las farmacéuticas y aún no alcanzan un acuerdo debido al alza que demandan las empresas. Si termina el plazo y no llegan a una negociación, la falta de suministros puede ocasionar el colapso, como hace dos años cuando médicos realizaron una huelga de tres meses por carecer de medicamentos e instrumentos para atender a los pacientes. El vicepresidente también ha creado una polémica al considerar necesario un incremento de los impuestos al tabaco y bebidas alcohólicas, cuyos fondos recaudados irían directamente al presupuesto del ministerio de Salud. "La idea es poner impuestos a agentes nocivos, como el alcohol y el tabaco. En todos los países del mundo, los impuestos a estas cosas son altísimos. Guatemala es uno de los que más bajos los tiene", argumentó, aunque sus declaraciones fueron refutadas por los empresarios. Entre tanto, el ministro de Salud, Eusebio del Cid, consideró que para mejorar los servicios en esa cartera es necesario incrementar "los recursos económicos y humanos para llevar a cabo las acciones de prevención y tratamiento". Dada la importancia de la cartera, el ministro de Salud será el primer funcionario del presidente Álvaro Colom en ser citado por la oposición al Congreso, pues se descubrió que la administración pasada realizó un estudio sobre la situación del sistema de salud, cuyo costo supera los cinco millones de dólares.

Descarga la aplicación

en google play en google play