Escúchenos en línea

Tendencia alcista del barril de petróleo podría impactar al consumidor final en Guatemala

Ciudad Guatemala. Agencias | 4 de Julio de 2018 a las 16:04

Los consumidores guatemaltecos se enfrentan a un nuevo ciclo alcista de los precios internacionales del barril de petróleo que provocará a su vez el movimiento de precios de los derivados del petróleo.

En las últimas dos semanas el precio del crudo registró un comportamiento anormal en su cotización, que en cuestión de días saltó de US$65 a US$75, en el caso del petróleo intermedio de Texas (WTI) que es la referencia para Guatemala.

Este comportamiento genera preocupación para diferentes sectores productivos y consumidores.

El diésel es el principal producto de consumo en el país y se utiliza para la distribución de los bienes, sobre todo de la canasta básica de alimentos, según los representantes de la Cámara del Agro, quienes observan la tendencia de la materia prima.

Guatemala solo es un tomador de precios y depende de la importación del derivado. En promedio, el consumo de los derivados es de 85 mil barriles diarios.

Para brindar una perspectiva a corto plazo, Prensa Libre consultó a dos expertos en el tema para analizar las tendencias.

Caída de inventarios

Charles Hess, analista de materias primas de la firma Central American Business Intelligence (CABI), afirmó que el precio internacional del barril de petróleo continuará con una tendencia hacia el alza.

Los pronósticos de CABI indican que las materias primas se mantendrán en el rango de los US$70 y la resistencia (zona por encima del precio de soporte) podría alcanzar los US$83.

“Psicológicamente, el precio ya pasó la banda de los US$70 en un período corto y se encamina para los US$80”, comentó el analista.

¿Qué lectura tiene sobre el incremento del alza del petróleo?

Primero, responde a que cayeron los inventarios de los EE.UU., y aunque el precio tenía una resistencia hacia el alza, reventó de manera brusca al conocer los datos y ahora nos encontramos con una tendencia al alza.

¿Qué significa pasar la banda de los US$70?

El siguiente soporte es que oscile entre los US$70 a los US$83. La prueba que tiene el precio en cotizarse es hasta los US$83 que es la siguiente más fuerte. Por supuesto puede llegar a los US$75 y a los US$80.

Cada US$5 que el barril se incremente es una resistencia, pero al analizar el histórico el siguiente nivel es US$83.

Al romper la resistencia anterior, confirma la tendencia hacia el alza.

¿Qué comportamiento ha registrado el petróleo?

Hay un incremento desde hace un año exactamente y hace dos semanas se registró una alza fuerte que rompió la banda.

¿Qué detectaron por este movimiento?

Es algo que se dio por oferta y demanda del mercado. Simplemente, Estados Unidos bajó inventario y se reflejó el aumento.

A futuro, ¿qué podría esperarse?

No podríamos esperar un alza excesiva, pero sí una tendencia. Lo que sucede es que cuando llegue a cierto valor, empiezan a entrar nuevos jugadores, porque el costo de producción es más rentable. Un ejemplo es la producción de Venezuela, que redujo se participación porque su costo es alto. En este momento, el costo más bajo de producción es Kuwait, pero su margen es mucho mayor y producen todo el tiempo.

Sobre la tendencia, ¿cuándo se podría reflejar en el país?

Considero que entre los próximos tres a seis meses. Por supuesto, es difícil saberlo, pero la curva indica que se estaría observando incremento. Pero a largo plazo no se proyecta que tenga un incremento sustancial.

Los precios de ahora son muy coyunturales y no son de largo plazo.

¿Qué tendencia se observará en los productos refinados?

Estos van con una misma tendencia. La referencia de Guatemala es de una correlación muy parecida a lo que sucede en el mercado. Cuando se incrementa -el precio- sube rápido y cuando baja, cuesta un poco que se refleje, pero la correlación es muy cercana.

Mercado muy volátil

Enrique Meléndez, director ejecutivo de la Asociación Guatemalteca de Expendedores de Gasolina (Ageg), afirmó que el precio del petróleo es volátil, pero esperan que a corto plazo exista una estabilidad.

 

La tendencia podría reflejar cierto margen de tranquilidad, pero puede reaccionar ante cualquier evento.

El mercado ya reaccionó con el incremento de Q0.40 en el precio de las gasolinas hace una semana. 

¿Qué lectura tiene sobre el incremento del alza del petróleo?

Después de la reunión de los países socios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) se esperaba un aumento diario en la producción de hasta un millón de barriles, y que eso detendría el comportamiento. Al final, la oferta de producción real alcanzó los 600 mil barriles diarios.

Otra situación fue el anuncio de sanciones que impondría Estados Unidos a los países que compran petróleo a Irán a partir de noviembre.

Mientras que en Canadá se informó que se dejaría de extraer una cierta cantidad de petróleo.

Eso derivó que el petróleo intermedio de Texas (WTI) se incrementará en los últimos días.

También en la producción de petróleo de esquistos (que es producido mediante fracturación) tiene problemas en logística y transporte y no pueden bombear. Todo esto está influyendo en el precio.

¿Se esperaba esta reacción del mercado a corto plazo?

No se esperaba el incremento brusco y rápido que se dio y consideramos que lo que afectó fue el WTI del impacto de Canadá.

A futuro, ¿qué podría esperarse?

Ya tuvimos la primera alza nuevamente, después de haber registrado bajas. El mercado nacional ya empezó a registrar estos movimientos.

¿Visualiza alguna tendencia alcista?

Ahora hubo una moderación del mercado y al solventarse la situación de Canadá, pueda ser que exista una producción normal. Al tener más claro ese factor, se puedan moderar los precios.

En lo que es petróleo, siempre existe una volatilidad de precios, y hay una serie de estos que tienen que ver con efectos geopolíticos, climáticos, el manejo de inventarios y algunos de estos factores siempre incide.


Descarga la aplicación

en google play en google play