Escúchenos en línea

Sequía provoca millonarias pérdidas en agricultura panameña

Ciudad de Panamá. Agencia PL. | 23 de Julio de 2018 a las 08:49

En los dos últimos años, las pérdidas a causa de la sequía en los campos panameños superó los 72 millones de dólares, especialmente en la región del Arco Seco, refieren este lunes autoridades agropecuarias.

Según datos oficiales, durante la temporada 2015-2016, solo en la central provincia de Los Santos se perdieron cinco mil 230 hectáreas de maíz, mientras que en otras 281 no germinó la semilla de arroz por falta de agua.

Ante este complejo panorama, por lo que representa para la seguridad alimentaria del país, resulta imprescindible contar con información necesaria para enfrentar estos fenómenos climatológicos, cada vez más frecuentes, y reaccionar a tiempo para salvaguardar los medios de vida de quienes dependen de la agricultura.

Es por ello que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura desarrolló el Sistema del Índice de Estrés Agrícola (ASIS), una herramienta que permite monitorear a nivel satelital la vegetación y el estado de los cultivos a nivel global para determinar las afectaciones y el riesgo de sequía agrícola.

Cabe señalar que Nicaragua es actualmente la nación pionera en la implementación de dicha herramienta, de ahí que administre y opere el nuevo Sistema de Vigilancia de la Sequía Agrícola en Centroamérica, además de compartir sus conocimientos y experiencias con el resto de los países de la subregión.

Recientemente se conoció que Panamá hospedará un duplicado de esta información, misión que será asumida por la Empresa de Transmisión Eléctrica (Etesa), tras la capacitación del personal que tendrá a su cargo tan importante tarea.

El ASIS permite elaborar decisiones rápidas y oportunas a partir de los datos sobre el uso de los suelos, las condiciones de estrés hídrico y la duración del ciclo de los cultivos, lo que facilita la detección de las áreas agrícolas donde los cultivos muestran signos de riesgo de sequía.

Responder adecuadamente a estos problemas climáticos forma parte de las prioridades de Panamá para garantizar la seguridad alimentaria y nutricional de la población.

'En la comunidad agroclimática no hay fronteras. Un fenómeno climático que afecte hoy a Panamá, afectará mañana a otros países, de ahí que conocer la experiencia de Nicaragua nos permite saber a qué desafíos nos enfrentamos y aprender de aquellos retos que ellos ya han superado', aseguró Alcely Lau, gerente de Investigaciones y Aplicaciones Climáticas de Etesa.

Fuentes oficiales aseguraron que Centroamérica es una de las regiones del mundo más vulnerables a fenómenos climatológicos como la sequía, y entre los 15 países más expuestos a los mismos a nivel global se encuentran Honduras, Nicaragua, Guatemala y El Salvador.


Descarga la aplicación

en google play en google play