Escúchenos en línea

Diputados salvadoreños llaman negligentes a ministerios

Diario Co Latino. Desde San Salvador. | 6 de Febrero de 2008 a las 00:00
Las preguntas sobre la tardanza para intervenir en el caso de los y las niñas contaminados por plomo, así como, de los trabajadores de la empresa Baterías de El Salvador, fue ventilado en el seno de la comisión especial legislativa, que investiga la contaminación por plomo en la zona. La empresa ubicada en el Cantón Sitio del Niño, en San Juan Opico, La Libertad, que pertenece a la familia del ex ministro de economía Miguel Ángel Lacayo, cuya mayor aportación fue la negociación del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos, enfrentan una serie de demandas ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por atentar contra la salud y la vida de más de un centenar de niños y niñas. El informe presentado por la Dirección de Auditoría Seis, Sector Medio Ambiente, de la Corte de Cuentas de la República, enfatiza la “negligencia” de los ministerios: de Medio Ambiente, Salud, Trabajo, así como del Instituto Salvadoreño del Seguro Social y la clínica empresarial de Baterías de El Salvador, por falta de prevención y atención médica para los trabajadores y los residentes del área contaminada. En las observaciones del informe denominado “Contaminación por Plomo en niños de 2 a 10 años en 2 Lotificaciones y Trabajadores de la Fábrica Record”, deja al descubierto que las autoridades tenían conocimiento muchos antes, de los altos niveles de contaminación por plomo. “El informe que se realizó dentro del Comité Interinstitucional formado para dar seguimiento al referido documento, se conocía de la existencia de la contaminación en trabajadores y familiares, por lo que, no hacía falta buscar la información de la clínica empresarial, para hacer los seguimientos y control de salud de los trabajadores”, informe de Corte de Cuentas. Asimismo, señaló que el Instituto Salvadoreño del Seguro Social, conocía de los casos de contaminación de los trabajadores, con más de 5 año de antigüedad en sus empleos y no se presentaban expedientes de sus casos, pese a que todos eran cotizantes. “Se detectaron casos de concentración de plomo fuera de la norma, y que conocía también, la clínica empresarial, que tendría que darle seguimiento a 247 trabajadores, donde muchos fueron encontrados con 40 miligramos por decilitro de plomo en sangre” señala el informe Corte de Cuentas. Al concluir la ronda de entrevistas con los otros funcionarios involucrados, los diputados redactaran un informe para que sea conocido en el pleno.

Descarga la aplicación

en google play en google play