Escúchenos en línea

Industria tica alarmada por atraso en vigencia del RD-CAFTA

ACAN-EFE. Desde San José. | 7 de Febrero de 2008 a las 00:00
La industria textil y atunera de Costa Rica pidió este jueves al Congreso apurar el trámite de aprobación de las leyes necesarias para que el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (RD-CAFTA), entre en vigor, pues los beneficios arancelarios de que gozan ahora vencen en septiembre. Los productos textiles y el atún costarricenses tienen actualmente preferencias arancelarias al amparo de la Iniciativa de la Cuenca del Caribe (ICC), las cuales vencen el próximo 28 de septiembre. Rafael Carrillo, presidente de la Unión de Cámaras y Asociaciones de la Empresa Privada (Uccaep), comentó que el atraso en la aprobación de las leyes de implementación del TLC, pone en grave riesgo al menos 20,000 empleos directos que dependen de estas actividades. El Gobierno costarricense ya anunció que solicitará a EE.UU. y el resto de Centroamérica una prórroga en el plazo límite que establece el tratado comercial para que todos los países lo pongan en vigencia, pero aun se desconoce de cuánto tiempo se trata. José Berliavsky, presidente de la Cámara Textil Costarricense, señaló que el atraso en la aprobación de las 12 leyes ha afectado los contratos a futuro con los clientes estadounidenses, la planificación de las empresas y la imagen del país por la falta de seguridad jurídica. “A la hora de hacer ofertas en nuestras plantas no tenemos reglas claras del juego, no sabemos si vamos a poder exportar bajo los beneficios del TLC o no. Esto trae incertidumbre y el comprador no va a asumir riesgos en la compra”, expresó. El presidente de la Asociación de Exportadores de la Industria Textil, Rodolfo Molina, dijo que “por años hemos dado innumerables excusas a nuestros clientes de por qué no tenemos los beneficios del TLC, pareciera que en Costa Rica es tiempo es diferente al del resto de los países; nos cuesta tomar decisiones y esto perjudica nuestra credibilidad”. Por su parte, Asdrúbal Vázquez, dirigente de la Cámara de Atuneros de Costa Rica, aseguró que si se llega a septiembre y el país no tiene el TLC en vigencia, el atún deberá pagar un 24 por ciento de impuesto para entrar a EE.UU., lo que prácticamente sacaría el producto del mercado. Vázquez subrayó que la actividad atunera es la principal empleadora del Pacífico central costarricense, donde existen altos niveles de desempleo, por lo que el impacto social sería mayor. Carrillo responsabilizó del atraso en la agenda de implementación al Partido Acción Ciudadana (PAC), el cual ha bloqueado con miles de mociones y rompiendo el quórum el avance de los proyectos en el Congreso.

Descarga la aplicación

en google play en google play