Escúchenos en línea

Bloqueo ilegal a venta de medicina genérica en Panamá

ACAN-EFE. Desde Ciudad de Panamá. | 7 de Febrero de 2008 a las 00:00
Las principales cadenas de venta farmacéutica al público en Panamá obstaculizan el despacho de medicamentos genéricos, en una práctica "ilegal" según reconocieron este jueves a Acan-Efe las autoridades del sector. "Las farmacias tienen la obligación moral y legal" de ofrecer y entregar un medicamento genérico al consumidor, cuando no disponen del correspondiente comercial recetado por un médico, dijo a Acan-Efe el presidente del Colegio Nacional de Farmacéuticos panameño, Rubén Carrera. "Lamentablemente, algunas farmacias o vendedores de las mismas, a título individual, continúan con la antigua práctica ilegal de intentar lucrarse con comisiones de las firmas comerciales de productos farmacéuticos por la venta de los mismos, en detrimento de sus equivalentes genéricos, que además son más baratos", agregó. El director del departamento de Farmacias y Drogas del Ministerio panameño de la Salud, Eric Conte, también calificó de "ilegal" la oposición de algunas farmacias a entregarle a un consumidor un medicamento genérico, cuando se le ha recetado el mismo con nombre comercial. Conte, sin embargo, atribuyó esta mala práctica a la "ignorancia, falta de preparación o exceso de celo" del personal que trabaja en las farmacias de este país. "La legalidad al respecto es muy clara, y establece que el médico puede recetar un medicamento por su nombre comercial o por su composición genérica" independientemente de lo que quiera luego obtener el paciente, precisó Conte en referencia a la Ley 1 del 10 de enero de 2001 "Sobre Medicamentos y otros productos para la Salud Humana". "En ocasiones, en las farmacias panameñas no atiende al público personal debidamente titulado o preparado y en un exceso de prudencia, fruto de su ignorancia" solo están dispuestos a entregarle al consumidor lo que leen en su receta. En las cadena de farmacias "Arrocha" o de los supermercados "99" y "Rey", principales dispensadoras de medicamentos en el país, Acan-Efe ha podido comprobar cómo se niegan a entregar un medicamento genérico a demanda de un consumidor con una receta en la que figura el nombre comercial del producto. Este es un problema ante el que "debería actuar también con firmeza la Autoridad de Protección al Consumidor" panameña, subrayó el presidente del Colegio Nacional de Farmacéuticos de este país. "El farmacéutico no sólo debe dispensar el genérico en ausencia del medicamento con nombre comercial, sino que, en cualquier caso, debe tener la iniciativa de ofrecerle al consumidor la posibilidad de comprar el primero", consideró Conte. "Además, la primera obligación del farmacéutico es atender la necesidad del enfermo que solicita un medicamento, en muchas ocasiones con urgencia", agregó. Este problema se hace aún más grave debido al hecho de la constante falta de abastecimiento de algunos medicamentos con nombre comercial que sufre Panamá, y que, según denunciaron en varias farmacias a Acan-Efe, se debe única y exclusivamente a "las trabas burocráticas, en forma de interminables permisos, que finalmente suponen pagos" que caracterizan, en éste y otros ámbitos del país, a su administración pública. La accesibilidad a los medicamentos llamados genéricos se convirtió en motivo de una lucha internacional a raíz del alto coste de los tratamientos descubiertos y puestos a la venta por firmas comerciales para combatir la enfermedad causada por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Descarga la aplicación

en google play en google play