Escúchenos en línea

Iglesia guatemalteca indignada por escalada violencia

AFP. Desde Ciudad de Guatemala. | 8 de Febrero de 2008 a las 00:00
Las iglesias aglutinadas en el Consejo Ecuménico Cristiano de Guatemala se encuentran indignadas por el "lamentable recrudecimiento" de la violencia en el país, donde esta semana hubo una ola de asesinatos en autobuses públicos, dijo este viernes un dirigente religioso. "Es urgente que todos los sectores de la población unamos esfuerzos, hermanemos acciones, para no permitir que la cultura de la violencia robe nuestra indignación ante tantas muertes y tantos hechos violentos", afirmó el reverendo Vitalino Similox, secretario general del Consejo Ecuménico. El martes en diferentes puntos de la capital fueron asesinados cinco choferes y un ayudante, lo que provocó la suspensión del servicio de autobuses y el malestar de la población, que demanda seguridad en el transporte público. La declaración de las iglesias coincidió con una denuncia del presidente Álvaro Colom, quien aseguró este viernes que el asesinato de los choferes forma parte de un plan de desestabilización contra su gobierno por parte del crimen organizado. "Manifestamos nuestra profunda indignación por el lamentable recrudecimiento de la violencia en nuestro país, ensañada contra pilotos del servicio de transporte público y contra hombres y mujeres de las áreas populares y rurales que son asesinadas impune y despiadadamente, aún frente a sus hijos e hijas", detalló el religioso. Al mismo tiempo, demandó a las autoridades que con urgencia "demuestren capacidad política y actúen en consecuencia, implementando medidas que garanticen la seguridad ciudadana, factor primordial para la gestión pública". "No permitamos que la desesperanza y la frustración se apoderen del pueblo guatemalteco", subrayó. El presidente socialdemócrata dijo a una radioemisora que está "muy preocupado de nuestra gente que está sumamente asediada por el crimen organizado. Esto que está pasando es desestabilización. El operativo (de asesinato de choferes el martes) fue (...) organizado, planificado y orquestado". La percepción del mandatario coincide con el análisis que organizaciones civiles hicieran al matutino El Periódico, las cuales suponen, además, que los ataques podrían derivarse de la división que se evidenció hace algunos días en el oficialismo. "Este gobierno está dividido desde el Congreso hasta lo interno de la instituciones. Nadie eligió su equipo de trabajo y jalan por donde quieren. Es difícil trabajar con un desgaste así, donde los funcionarios fueron impuestos", afirmó la presidenta de la Fundación Myrna Mack, Hellen Mack. En tanto, Iduvina Hernández, directora de la organización Seguridad en Democracia, destacó: "creo que por las características de los ataques y los hechos que la preceden es una acción concertada y perversa. Esta oleada es para justificar que la gente reclame la presencia del Ejército en las calles".

Descarga la aplicación

en google play en google play