Escúchenos en línea

Sigue en problemas el TLC en Costa Rica

San José. Agencia AFP. | 11 de Febrero de 2008 a las 00:00
La prórroga para la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos en Costa Rica está suscitando un intenso debate político entre los que creen que sólo bastaría con inscribirlo en la Organización de Estados Americanos (OEA) y los que abogan por aprobar la agenda complementaria antes de hacerlo. La interpretación del artículo 22.5, capítulo 33, del TLC entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos es la causa de este debate. El gobierno asegura que para que entre en vigor, el Parlamento debe haber aprobado antes las 12 leyes de dicha agenda complementaria, entre ellas las que implican la apertura de los monopolios de las telecomunicaciones y los seguros al capital privado. Sin embargo, la oposición defiende que basta con presentar el documento que fue aprobado por los costarricenses en referéndum el pasado 7 de octubre, en la OEA, depositaria de este tipo de tratados regionales antes del 1º de marzo, cuando se cumplen los dos años desde que lo implementaron El Salvador y Estados Unidos, los dos primeros países en hacerlo. Esto ocurre porque Costa Rica no ha firmado una enmienda al artículo 22.5 -que ha sido aprobada por Estados Unidos y el resto de países firmantes- que define que para la entrada en vigor se requiere un intercambio de notas que certifiquen el cumplimiento de los procedimientos jurídicos. En el gobierno asegura que no firmó la enmienda por "no tener vigente el tratado" y se sigue debatiendo sobre la extensión de la prórroga. El ministro de Comercio Exterior, Marco Vinicio Ruiz, declaró a La Prensa Libre que ya se han hecho contactos con los otros socios del TLC. La jefa del grupo parlamentario del Partido de Liberación Nacional (PLN, gubernamental), Mayi Antillón, instó a que en la extensión de la prórroga se tengan en cuenta los períodos que necesitan los poderes judicial, legislativo y ejecutivo. Hasta ahora, los legisladores han aprobado cinco proyectos en primer debate y dos de ellos en segundo debate. Los otros siete proyectos deben ser aprobados en primer debate y luego ir a la sala Constitucional, antes de pasar a segundo debate. Por último, el poder ejecutivo los sancionará para convertirse en leyes.

Descarga la aplicación

en google play en google play