Escúchenos en línea

Diputados autorizan aplicar pena de muerte en Guatemala

Ciudad Guatemala. Agencia AFP. | 12 de Febrero de 2008 a las 00:00
El Congreso de Guatemala aprobó este martes una ley donde restablece el recurso de gracia, el cual estaba suspendido desde el 2000 y provocó un vacío legal que impedía la aplicación de la pena de muerte, vigente en este país centroamericano. El derechista y opositor Partido Patriota (PP) presentó una moción para que se aprobara la tercera lectura de la ley, la cual obtuvo el aval de 131 de los 158 diputados que conforman el hemiciclo. Con la nueva normativa, será el presidente guatemalteco el encargado de conocer el recurso de gracia de un reo, último para eventualmente salvarle la vida luego de una condena a muerte en los tribunales. El ex candidato presidencial y máximo líder del PP, el general Otto Pérez, planteó el pasado lunes la necesidad de aplicar la pena de muerte y decretar el estado de excepción en "zonas rojas" como una medida para contrarrestar la violencia que afecta al país y que se cobra diariamente la vida de 15 personas. Durante el gobierno del ex presidente Alfonso Portillo (2000-2004), el Congreso derogó un decreto conocido como "Ley de Indultos", por lo que el país carecía de procedimientos para garantizar el derecho de un reo a pedir la conmutación de la pena capital. En esa ley, el presidente también tenía la facultad de perdonar la vida o autorizar la ejecución. En Guatemala está vigente la pena de muerte que se aplica a través de la inyección letal, y en la actualidad más de una treintena de delincuentes han sido condenados a la pena capital. El primer reo en ser ejecutado por aplicación de inyección letal fue Manuel Martínez, el 10 de febrero de 1998, al ser encontrado culpable de la masacre de siete miembros de una familia. Luego fueron ejecutados con el mismo procedimiento Luis Amílcar Cetino y Tomás Cerrate en el año 2000, por el secuestro y asesinato de la empresaria Isabel de Botrán. Antes, la pena de muerte se aplicaba con el fusilamientos y los últimos que pasaron por las armas fueron Roberto Girón y Pedro Castillo el 13 de septiembre de 1996, acusados de secuestro.

Descarga la aplicación

en google play en google play