Escúchenos en línea

Fama de Costa Rica como sitio ecológico es pura apariencia

San José. Agencia AFP. | 14 de Febrero de 2008 a las 00:00
Costa Rica, reconocida internacionalmente por sus políticas ambientales, acumula viejos y graves problemas como la contaminación de sus ríos y mares, polución atmosférica y crecimiento descontrolado del turismo, aseguraron el jueves expertos en un foro universitario. En "materia ambiental, a este país yo no le veo una sola mejora en cuanto a los problemas que hemos venido analizando desde hace unos 15 años", aseguró Lisbeth Astorga, coordinadora del I Congreso Nacional de Gestión Ambiental Integral. La actividad es organizada por la Universidad de Costa Rica, la mayor del Estado, y participan académicos, funcionarios públicos, activistas ambientales y líderes comunales, entre otros. Astorga aseguró a la AFP que la contaminación de los ríos y el crecimiento urbanístico en las cuencas que suplen de agua a la población, se ha convertido en un problema grave y descontrolado en Costa Rica. "Hemos hecho una evaluación de las cuencas hidrográficas de la provincia de Heredia (al norte de la capital), que es el primer suplidor de agua para las cuatro provincias más pobladas del país, y descubrimos que las expansiones urbanas se están dando precisamente sobre la parte más vulnerable del recurso hídrico", aseguró la experta. "Lo peor de todo, indicó, es que los responsables de definir las políticas públicas por parte del gobierno ni siquiera están enterados de esta gravísima situación". Astorga coincidió con varios analistas que participan en el Congreso, en que las aguas costeras en el océano Pacífico se encuentran gravemente contaminadas por las descargas de los ríos, que entre otras cosas arrastran desechos orgánicos y residuos de agroquímicos. Esto ha afectado a las especies marinas y disminuido severamente la pesca, con perjuicio para las poblaciones costeras que viven de la pesca artesanal. "Con frecuencia se dan pasos adelante para volver atrás. En Guanacaste (provincia norteña) hubo una recuperación de los bosques porque disminuyó la ganadería, pero resulta que ahora todo se está viniendo abajo por el desarrollo turístico", aseguró Astorga. "El turismo crece desordenadamente y sin controles, produciendo contaminación y una sobreexplotación del recurso hídrico", precisó. Recientemente, el ministerio de Salud tomó la decisión sin precedente de cerrar un lujoso hotel de playa, propiedad de la cadena española Occidental, debido a la contaminación que producían sus aguas negras en playas y pueblos cercanos. La ministra de Salud, María Luisa Ávila, reconoció a la AFP que ése no es un caso aislado y que en algunos centros de alto desarrollo turístico, como Playa Tamarindo (también en el Pacífico), se han detectado problemas severos de contaminación. Pese a este panorama, en enero Costa Rica fue ubicada en el quinto lugar a nivel mundial en materia de desempeño ambiental en un Indice elaborado por el Foro Económico Mundial de Davos, por encima de muchos países desarrollados. "Costa Rica es probablemente el país del mundo que ha convertido al medio ambiente en su mayor prioridad, y se ha comprometido como nación a ser neutra en las emisiones de gases con efecto invernadero", es decir, a plantar bosques que compensen exactamente sus emisiones, dijo Dan Esty, director del Centro Yale de Ley y Política Ambiental. Cerca de un 25% del territorio de Costa Rica, de 51.000 km2, está dedicado a parques nacionales y reservas biológicas. "El problema es que desde el punto de vista ambiental este país es verdaderamente una paradoja", concluyó Astorga.

Descarga la aplicación

en google play en google play