Escúchenos en línea

Sectores religiosos rechazan concierto de Banda Marduk en Panamá

Ciudad Panamá. Agencia PL | 4 de Octubre de 2018 a las 08:40
Sectores religiosos rechazan concierto de Banda Marduk en Panamá

La posible presentación en Panamá de la banda sueca de rock Marduk movilizó a los sectores religiosos que rechazaron su presencia en el país, aunque el Gobierno ya canceló el concierto por ausencia del trámite legal.

'A la fecha, la banda sueca de black metal conocida como Marduk no ha presentado la documentación correspondiente para la solicitud del permiso de trabajo, que le permita realizar presentación artística en la República de Panamá', comunicó este miércoles el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel).

Agregó que tales requisitos para artistas internacionales se deben tramitar con 20 días hábiles previos a la actuación, que en este caso estaba prevista para el próximo sábado en la discoteca Hangar 18 de esta capital.

Mitradel reiteró en su nota oficial que no solicitaron permiso para la agrupación y, por tanto, tampoco tiene autorización para el concierto, lo cual será monitoreado por la Dirección Nacional de Inspección del organismo para la cual velará por el cumplimiento de las reglas.

'Se están haciendo los trámites, pero por el poco tiempo no sabemos si de verdad se sacará el permiso. Era un evento para 100 personas, creo que sea un milagro si se da, ya los músicos saben que mucho tiene que ver con la fama que ha logrado este evento', declaró Carlos Wilkins, promotor del concierto, al diario Crítica.

Una de las voces que se levantó aquí contra la presentación de esos músicos, fue José Domingo Ulloa, arzobispo de Panamá, quien alegó que va contra del mensaje positivo que el país trata de transmitir para la Jornada Mundial de la Juventud católica (JMJ), a celebrarse en enero de 2019.

Bajo el título No queremos a Marduk en Panamá, el sitio web change.org hizo un llamado a los 'panameños con principios y valores cristianos', para evitar que la agrupación se presente en el istmo, porque 'no es bueno para un país que ha recibido tantas bendiciones de parte de Dios'.

Otro airado rechazo fue de Rommel Escarreola, de la Comisión de Símbolos Patrios, quien invocó que la Ley en el artículo 31 establece que no se puede deformar el Escudo, ni hacer gráficos, ni rayarlo, y eso lo está haciendo Marduk al cambiar el águila arpía por una calavera, mientras dos esqueletos sostienen el escudo.

Durante la sesión del pasado lunes, la Asamblea Nacional aprobó una resolución donde rechazaron que la banda de rock modificara el símbolo patrio para fines comerciales y pidió a las autoridades hacer valer la Ley, acción antecedida por otros países de la región, como Colombia, Guatemala y Ecuador, los cuales rechazaron a los músicos.

Entre los pocos defensores del grupo escandinavo, Jean Paul, uno de los organizadores del concierto afirmó: 'hay una convivencia de hermandad por un género de música que nos gusta. No hay armas, ni violencia', al tiempo que negó sacrificio de animales en el escenario como especularon los detractores.

Marduk es una banda black metal, subgénero que nació del heavy metal a mediados de los años 60, y tomó su nombre de una antigua deidad de Mesopotamia; tienen 14 álbumes con letras que abarcan desde sucesos históricos de guerras, culturas antiguas, hasta un explícito rechazo a la religión cristiana y se les considera con afinidad al fascismo.


Descarga la aplicación

en google play en google play