Escúchenos en línea

Quieren eliminar odiosa explotación sexual infantil en Honduras

Tegucigalpa. Agencia ACAN–EFE. | 14 de Febrero de 2008 a las 00:00
La organización humanitaria internacional Casa Alianza y autoridades de Honduras lanzaron el jueves una campaña para denunciar y combatir la explotación sexual infantil, de la que son víctimas unos 10.000 menores en este país. La campaña se difundirá a través de medios locales de comunicación y tendrá el apoyo del Ministerio Público, la Dirección de Migración, la Policía Nacional, la Alcaldía de Tegucigalpa, la Iglesia Católica y otros organismos. El director ejecutivo de Casa Alianza en Honduras, José Manuel Capellín, dijo que unos 10.000 niños hondureños son víctimas de explotación sexual en centros nocturnos, prostíbulos, hoteles y otros sitios. Cientos de niños más son llevados ilegalmente desde Honduras con igual fin hacia Guatemala, México, Estados Unidos, Canadá e incluso Europa, señaló Capellín a la prensa. También denunció que en Honduras son crecientes el "turismo sexual" y la difusión de pornografía infantil por internet. El contagio de enfermedades de transmisión sexual como el sida y los embarazos prematuros son algunas consecuencias que sufren los niños víctimas de explotación sexual comercial, enfatizó. Casa Alianza presentó la campaña en un acto al que asistieron el fiscal general de Honduras, Leónidas Rosa Bautista; el coordinador del Gabinete Social del gobierno y ministro de Cultura, Rodolfo Pastor; el alcalde de Tegucigalpa, Ricardo Álvarez, y el obispo auxiliar de Tegucigalpa, Juan José Pineda, entre otros. El obispo exhortó a que la población "denuncie dónde se explota" a menores con fines sexuales y subrayó que, aunque en Honduras hay leyes contra este delito, "necesitan fortalecerse". El fiscal general reconoció el "esfuerzo extraordinario" que Casa Alianza realiza en favor de la niñez hondureña y reafirmó que el Ministerio Público, que ya respalda otras acciones de esa institución, también apoyará la nueva campaña. Capellín explicó que la campaña consistirá en anuncios televisivos, carteles y folletos mediante los cuales se buscará concienciar a la sociedad hondureña sobre el combate de la explotación sexual infantil. Además, la campaña exhortará a que la población denuncie ante las autoridades a las personas que cometen ese delito y dónde lo hacen para que sean llevados a los tribunales y a la cárcel. Recordó que la legislación hondureña castiga hasta con 10 años de prisión a quienes mantengan relaciones sexuales con menores. Capellín reconoció que la Policía Nacional, la Fiscalía de la Niñez y otras autoridades "hacen esfuerzos" por combatir ese delito, pero señaló que faltan recursos para mejorar la investigación.

Descarga la aplicación

en google play en google play